Garatea: “Monseñor Cabrejos y yo no debemos resolver el conflicto”

Consideró que legalmente solo deberían conversar con Santos y otras autoridades, pero “por cuestiones prácticas”, podría ser incluidos Arana y Saavedra

Garatea: “Monseñor Cabrejos y yo no debemos resolver el conflicto”

El sacerdote Gastón Garatea afirmó que una vez que el Ejecutivo y el Gobierno Regional de Cajamarca cedan en sus posiciones sobre Conga espera que se forme una nueva mesa de diálogo entre ambos sectores. Sostuvo que si esto no se da, las conversaciones que iniciará hoy junto al monseñor Miguel Cabrejos con las autoridades y dirigentes antimineros “no servirán” de nada.

“Ya no estaríamos presentes, sobramos. Todo esto lo conversaré con Cabrejos. No pretendemos ni debemos resolver el conflicto”, manifestó en entrevista con El Comercio.

Garatea indicó que si el Gobierno Central levanta el estado de emergencia en Cajamarca y la empresa Yanacocha para la construcción de los reservorios, el otro lado “debe volver a la discusión sobre si es posible Conga o no”.

El padre dijo que las cosas han cambiado mucho con el peritaje internacional que se realizó al Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del proyecto minero. “No es lo mismo decir ‘Conga no va’ anteriormente que decirlo tras el peritaje. Este abrió un espacio y le dio razones a favor del proyecto”, refirió.

Consideró que legalmente solo debería conversar con el presidente regional Gregorio Santos y las autoridades elegidas por el pueblo. Sin embargo, señaló que “por cuestiones prácticas”, pueden ser incluidos los dirigentes antimineros Marco Arana y Wilfredo Saavedra.

“HUMALA PAGA SUS PECADOS ANTIGUOS”
En otro momento, Garatea señaló que la intransigencia sobre el manejo del conflicto social ha sido de ambas partes.

“El Estado no puede hacer lo que le da la gana. Tiene un problema muy fundido: dijo una cosa en la campaña y luego hizo otra. El presidente Humala está pagando pecados antiguos”, expresó.

Garatea llegó esta mañana junto a monseñor Cabrejos a la ciudad de Cajamarca. En el aeropuerto, ambos representantes de la Iglesia Católica fueron recibidos por Santos.

“Hemos venido a realizar un trabajo para restablecer las cañerías. Felizmente, tenemos la esperanza de llegar a un acuerdo. He llegado con muy buenas expectativas. No se pueden seguir perdiendo vidas”, manifestó a la prensa a su salida de la terminal aéreo.