Gestión de Francis Allison usó nombres de vecinos en facturas falsas que suman S/. 829 mil

El alcalde reelecto alcalde se defiende al asegurar que no tiene por qué saber lo que hace su personal

Gestión de Francis Allison usó nombres de vecinos en facturas falsas que suman S/. 829 mil

Por: Elizabeth Salazar Vega

Pasando la autopista Ramiro Prialé, un camino sin asfaltar nos lleva a una pequeña bodega en Huachipa, que hasta hace poco, y durante los últimos 14 años, funcionaba como el Restaurante Hilda. El nombre se lo debe a Hilda de Rivera, esposa de Pedro Celestino Rivera Pérez, camionero desde que tiene recuerdo. Quizá por eso les sorprendió saber que él figura en el listado de proveedores de la Municipalidad de Magdalena y que el 2008 habría vendido plantas, humus y ofrecido servicio de mantenimiento y pintado de postes en dicho distrito por un valor de S/.164.850.

Las facturas, que ya están en manos de Eduardo Castañeda, de la Segunda Fiscalía contra la Criminalidad Organizada, señalan el número de RUC personal de Rivera y su nombre completo, pero el nombre del negocio aparece como Comercial Hilda, venta de materiales de construcción.

“*Han falseado todo*. No conozco, nunca he ido a esa municipalidad. Yo soy camionero y más paro en el Cusco que acá. Y esa no es mi firma”, nos dice. Peritos de la policía han confirmado que así como esta factura, hay muchas otras que no pasaron la prueba grafotécnica, pues fueron falsificadas por un solo puño.

Se trata de S/.1’397.180 que hasta el momento, según la PNP y la contraloría, el concejo de Magdalena hizo pasar como gastos por bienes y servicios durante el 2007 y el 2009, pero en realidad estas transacciones nunca se dieron.

Este Diario cotejó las facturas con data de la Sunat y comprobó que los números de RUC no pertenecen a las razones sociales o empresas mencionadas, sino a personas particulares que ni siquiera trabajan en el rubro atribuido ni mucho menos han hecho tratos con el Estado. “No es que hayan tomado facturas en blanco, sino que han cogido un RUC, un nombre y han mandado a elaborar recibos con el rubro que les convenía para luego rellenarlos”, explicaron fuentes de la policía.

En el portal del Sistema Electrónico de Contrataciones del Estado (Seace) aparece el nombre de Mauricio Arrese Campodónico (28) como proveedor del mencionado concejo durante el 2007 y el 2008 para alquilarle volquetes y cargadores frontales. Él se encuentra de vacaciones en Piura, sin embargo, en su casa de Chorrillos, su cuñado, Miguel Higinio, manifestó la extrañeza de la familia. “Él es vigilante privado. No tiene esos negocios”, dijo.

Al igual que en este caso, la dirección de la empresa Servicios Generales El Chino, que giró facturas por S/.150.980 por servicios de limpieza y jardinería, es una humilde casa en el Jr. Cárcamo (Cercado). El dueño de la supuesta empresa, Leonardo Rosas, es un transportista de carga.

Otras dos empresas, NB Negociaciones y Karla Inversiones, que emitieron facturas por S/.119.300 y S/.212.940, no existen en la Sunat y sus números de RUC pertenecen en realidad a Blanca Tantachuco Acuña y Karla Hurtado Torres, respectivamente. La primera vive en Jesús María y la segunda en Chorrillos, pero no fueron ubicadas.

NO SABE NADA
Este Diario comprobó que todos ellos, solo en el 2008, ganaron 22 adjudicaciones de menor cuantía por un valor de S/.829 mil. El funcionario que avaló estas transacciones fantasmas es Juan Ricci Palomino, ahora ex gerente de administración y finanzas, quien no contestó nuestras llamadas.

Personal de la Municipalidad de Magdalena no quiso pronunciarse sobre este tema aduciendo que el reelecto alcalde Francis Allison asumirá recién el 3 de enero. Él tampoco estuvo dispuesto a dar declaraciones a este Diario, pero previamente había declarado a “Perú.21” que no siempre el responsable de la institución debe conocer lo que hacen los encargados de las áreas. “Cuando al secretario de un juzgado lo detienen por una coima no juzgan al juez”, dijo.

Será la fiscalía la que determine su grado de responsabilidad.

SEPA MÁS
Hay más recibos adulterados
La Contraloría encontró que entre el 2007 y 2009 el Concejo de Magdalena hizo otros pagos fantasmas por S/.567.780.

Esta vez los supuestos proveedores fueron Antonio Cabello Sánchez, quien habría vendido raticida por S/.46.700, y Luis Cavero Huamán, a quien se le pagó S/.151.300 por tierra y grass.

Ambos fueron interrogados por la PNP y confirmaron que sus datos fueron falsificados. Los mencionados en esta nota recién serán citados.

¿QUIÉN APROBÓ LOS PAGOS?
Juan Ricci Palomino ocupó desde el 2004 al 2009 la gerencia de Administración y Finanzas del Concejo de Magdalena y presidió el Comité Especial Permanente que avaló las falsas adjudicaciones. Él está en la lista de investigados.