Giampietri: “Liberación de terroristas desequilibra la imagen de la justicia”

El primer vicepresidente de la República calificó de “inaudito” que el Estado peruano dé beneficios a subversivos

Giampietri: “Liberación de terroristas desequilibra la imagen de la justicia”

El primer vicepresidente de la República, Luis Giampietri, sostuvo a raíz de la liberación de la terrorista Nancy Gilvonio que la imagen de la justicia en el país se ha desequilibrado para un lado de la balanza.

En diálogo con Radio Programas, calificó de “inaudito” que el Estado otorgue beneficios penitenciaros a personas que pertenecieron a grupos subversivos y que fueron hallados culpables cuando existen miembros de las Fuerzas Armadas detenidos y no reciben el mismo trato.

“A los terroristas, a ninguno de se le ha acusado de delitos de lesa humanidad, y todos los miembros de las FF.AA. los quieren acusar de este tipo de delito, esto (la liberación de Gilvonio) no tiene ni pies ni cabeza”, añadió.

Giampietri refirió que cuando estuvo de rehén en la embajada de Japón entre 1996 y 1997, el fallecido líder del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru, Néstor Cerpa Cartolini, colocó en primer lugar en todas las listas de liberación a Gilvonio, quien era su esposa en ese entonces.

PIDEN A GOBIERNO FIJAR SU POSTURA
Por otro lado, el congresista Carlos Bruce emplazó al Gobierno a que fije su postura y precise si avala o no la excarcelación de la emerretista Nancy Gilvonio Conde.

“¿El Gobierno la deja salir y la culpa la tiene Toledo? Es el Instituto Nacional Penitenciario el que ha hecho el informe favorable a Gilvonio. Entonces, que el Gobierno se ponga los pantalones, que salga la ministra (de Justicia) y defienda eso, y si el Gobierno, como dice Alan García, está en contra, entonces que destituya a todo el personal del INPE”, señaló al diario “Perú.21”.

Bruce comentó, además, los alcances del informe del INPE “que dice que Gilvonio es una santa y que hay que prenderle velas”, ironizó. En ese contexto, subrayó que existe una responsabilidad de dicha institución que debe ser asumida por el Gobierno.