El Gobierno envió a Chile un hospital de campaña mejor equipado que el que se usó en el terremoto en Ica

El ministro de Salud, Óscar Ugarte, aceptó desde Chile que el error ya ha sido subsanado en favor de los damnificados del terremoto del 2007

El Gobierno envió a Chile un hospital de campaña mejor equipado que el que se usó en el terremoto en Ica

La enviada especial del diario El Comercio en Chile pudo comprobar que el hospital de campaña instalado por el Gobierno Peruano en la ciudad de Concepción, la más afectada por el terremoto, cuenta con todas las comodidades, como aire acondicionado y un generador de energía electrica.

Ello no tendría nada de particular, pues son elementos vitales para una adecuada atención hospitalaria, sino fuera porque no ocurrió lo mismo con el hospital de campaña instalado en la ciudad de Ica tras el terremoto del 2007.

Allí los pacientes debían soportar hasta 40 grados centrígados, lo que puso en riesgo la vida de los pacientes. Este hecho fue denunciado en su momento por las autoridades locales y fue campaña de este Diario.

En entrevista con El Comercio, nuestro ministro de Salud, Óscar Ugarte, quien supervisa personalmente la atención del hospital de campaña en Concepción, reconoció que fue un error no haber instalado un centro de iguales condiciones en Ica.

Según Ugarte, el tema fue “un error de cálculo” del Gobierno Regional de Ica porque se pensó que en tres meses estaría reconstruido el hospital regional. Lo cierto es que la población afectada padeció estas carencias hasta hace apenas dos semanas.

TODO LISTO
Mientras tanto todo quedó listo para que desde esta tarde el hospital de campaña peruano instalado en Concepción empiece a recibir a los pacientes que sean derivados del hospital de Talcahuana. Este último ya atendió unas cien emergencias de gravedad y no se da abasto.

En total son 21 trabajadores de salud los que atenderán, entre cirujanos, traumatólogos, anestesiólogos y otros especialistas peruanos. Según indicó Ugarte, la inversión para equipar este centro ascendió a cuatro millones de dólares.

El personal y el hospital permanecerían en ese país por dos meses mientras que Ugarte debe estar regresando mañana mismo a nuestro país. Él esperaba entrevistarse hoy con la presidenta chilena, Michelle Bachelet, quien visitó la zona, pero eso no fue posible.