Gobierno desestima pedido de la ONU y no cerrará penales Yanamayo ni Challapalca

El Ministerio de Justicia expresó la disconformidad con las observaciones de la Comisión de las Naciones Unidas contra la Tortura (CAT)

Gobierno desestima pedido de la ONU y no cerrará penales Yanamayo ni Challapalca

El Perú respondió a las observaciones de la Comisión de las Naciones Unidas contra la Tortura (CAT) sobre la necesidad de evaluar el cierre de los penales de Challapalca y Yanamayo, debido a las condiciones carcelarias de estos centros penitenciarios.

De esta manera, el Estado peruano expresó su disconformidad con el informe preliminar de la CAT.

“Conforme se aclaró por la delegación nacional durante la sustentación del Informe en Ginebra, el penal de Yanamayo está a la misma altura y a cinco minutos respecto de la ciudad de Puno. No se trata, por tanto, de un lugar cuya altura afecta la salud de los internos, o inhóspito o de difícil acceso”, señaló el Perú en su respuesta enviada a la mencionada comisión.

Indicó que, actualmente, el entorno urbano de dicho penal asegura medios de transporte regulares y frecuentes, así como hospedajes para los familiares de los internos y el acceso telefónico.

Además, precisó que en ese centro penitenciario no se encuentran terroristas, sino internos por delitos comunes que proceden de la zona andina y son sometidos a un régimen penitenciario ordinario.

“No sería posible que el Estado Peruano considere razonable cerrar el penal de Yanamayo por las razones antes expuestas”, se añadió en el documento, según informó hoy el Ministerio de Justicia, en una nota de prensa.

CHALLAPALCA NO PONE EN RIESGO LA SALUD
Respecto del penal de Challapalca, se señaló que, si bien este recinto se encuentra a 4.500 metros sobre el nivel del mar, no se trata de un lugar inhabitable o tan inhóspito que en él no pueda llevarse una vida adecuada y sin riesgos para la salud.

Además –resaltó– se trata de un penal de máxima seguridad donde se encuentran internos de alta peligrosidad social, por lo que no se puede prescindir de dicho centro penitenciario.

El Estado Peruano señaló que el sistema penitenciario arrastra problemas de muy larga data, pero que tiene el firme propósito de dar una solución integral a este problema comprometiendo recursos financieros para la construcción agresiva de nuevos penales en los próximos años.