Gobierno plantea cambios en la ley para impedir infiltración terrorista en partidos políticos y universidades

El ministro de Justicia, Víctor García Toma, anunció que también se busca reajustar el delito de apología del terrorismo en el Código Penal

El Ejecutivo propondrá cambios en la legislación vigente para prevenir que agrupaciones terroristas se infiltren en las universidades, o que busquen la destrucción de la democracia, informó el presidente del Consejo de Ministros, Javier Velásquez.

En ese sentido dijo que se propondrá modificar la Ley de Partidos Políticos para impedir la inscripción de grupos terroristas, así como la Ley Universitaria para que la Policía Nacional puede acceder a las universidades no solo en situaciones de flagrancia, sino también para labores de prevención.

Asimismo, se va a reajustar el delito de apología del terrorismo en el Código Penal, para que ya no sea necesario cumplir con los presupuestos de exaltación e incitación, sino que bastaría con uno para que sea procesable.

Estos anuncios se hicieron en una conferencia de prensa conjunta con los ministros de Justicia, Víctor García Toma; del Interior, Octavio Salazar; y el director de la Policía Nacional, Miguel Hidalgo.

“Tenemos que adecuar la legislación a la nueva realidad, esta gente no puede actuar libremente y burlándose de la democracia en el país, y por eso estamos trabajando un nuevo marco normativo”, señaló el jefe del Gabinete, tras indicar que todas estas propuestas serán coordinadas con la Asamblea Nacional de Rectores.

EXALTACIÓN E INCITACIÓN
Por su parte, García Toma dijo que pedir la libertad de Guzmán, como ocurrió en la marcha de la semana pasada en la universidad de San Marcos, es una abierta exaltación del terrorismo, pero que no llega a ser delito, porque precisamente no tiene la incitación, que exige la ley, y eso tiene que cambiar.

“¿Cómo no va a ser apología del terrorismo pedir la libertad del mayor genocida de la historia del país?”, se pregunto, al tiempo de señalar que en el caso de las universidades, son sus autoridades y los propios alumnos los que tiene que estar en la primera línea de batalla contra este flagelo.

A su turno, el ministro del Interior pidió la presencia activa de los rectores de las universidades para hacer la guerra política al terrorismo, tras indicar que la Policía Nacional hace su trabajo, y prueba de ello es la captura de 54 sediciosos en el VRAE y 34 en el Alto Huallaga.

RESPETO A LA AUTONOMÍA
García Toma especificó que la propuesta para que la Policía entre a las universidades no tienen ningún ánimo impositivo ni violatoria de la autonomía universitaria, sino lo que se busca es concertar con los propios rectores tareas de prevención.

“Lo que queremos es que desde el mismo sector universitario se haga prevención del delito, la primera línea de defensa del sistema democrático esta en mano de los autoridades universitarias, sus docentes y sus propios estudiantes, el gobierno va a cumplir su labor, pero esta labor no puede quedar con un sistema universitaria que mire inerte”, aseveró.

PARTIDOS BAJO LA LUPA
En el caso de la Ley de Partidos Políticos, el ministro García Toma dijo que adicionalmente se exigirá a todos los partidos una declaración jurada en la que se comprometen con los principios del sistema democrático, y que su ideología es compatible con el marco constitucional.

Dijo que este punto es importante, porque la inscripción de un partido otorga una serie de beneficios, por ejemplo, el acceso a los medios de comunicación.

“Ustedes se imaginen que una organización terrorista logre obtener su inscripción, eso implicaría que tengamos que darle participación en los espacios televisivos, se reproduciría de una manera significativa su mensaje, ya no sería necesario un aula de San Marcos, sino desde un set de televisión pueden llegar a miles de personas”, alertó.