Gobiernos regionales pidieron a Gregorio Santos dejar intemperancia y promover diálogo por Cajamarca

El coordinador de la ANGR, César Villanueva, consideró que sería un buen gesto del Ejecutivo levantar el estado de emergencia

Gobiernos regionales pidieron a Gregorio Santos dejar intemperancia y promover diálogo por Cajamarca

El presidente regional de Cajamarca, Gregorio Santos, debe dejar de lado la intemperancia y trabajar porque haya buenas condiciones de diálogo con los facilitadores, si verdaderamente quiere resolver el conflicto de Conga, sostuvo el coordinador de la Asamblea Nacional de Gobiernos Regionales (ANGR), César Villanueva.

Dijo que no responderá a los ataques de Santos, quien este miércoles sostuvo que Villanueva desconoce el problema de Conga, criticó a su vez a monseñor Luis Bambarén por supuestamente defender los intereses de la empresa Yanacocha, y también acusó al Ejecutivo de esconderse detrás de los facilitadores.

“Son comentarios que no voy a responder (…) hay que dejar de lado la intemperancia porque lo importante es que tenga éxito la propuesta de los dos religiosos, y ojalá el presidente (Gregorio) Santos también acepte”, dijo Villanueva.

El funcionario indicó que para que haya diálogo se necesita tranquilidad, y en ese sentido, sería un buen gesto del Ejecutivo levantar el estado de emergencia, pero también de los sectores antimineros dejar de lado las medidas de fuerzas, como paro de 48 horas este mes, a pesar de la vigencia del estado de emergencia en tres provincias.

“*Para darle continuidad al diálogo se necesita la tranquilidad,* no estoy de acuerdo del estado de emergencia en ningún sitio, pero también se necesita la comprensión y la voluntad de diálogo, lo importante es el diálogo para ir limando las discrepancias”, comentó.

Villanueva señaló que todos deben trabajar porque prime las mejores condiciones de diálogo en Cajamarca, y en ese sentido, respaldó el pedido del padre Gastón Garatea y monseñor Miguel Cabrejos, para levantar el estado de emergencia y las medidas de fuerza en la norandina región.

Una autoridad elegida debe agotar las posibilidades de diálogo y consenso, porque es el único camino para resolver los problemas, acotó el coordinador de la ANGR.