Gregorio Santos admitió que Marcha del agua es política

Así lo señaló el presidente regional de Cajamarca. Dirigentes antimineros señalaron que iniciativa se financió con donaciones

Gregorio Santos admitió que Marcha del agua es política

EL COMERCIO

El mitin de cierre de la denominada marcha del agua reveló las verdaderas motivaciones de los dirigentes y organizadores de esta manifestación de nueve días, que empezó en Cajamarca.

El presidente regional Gregorio Santos admitió a este Diario que la protesta tiene contenido político y que está motivada por Conga.

Cientos de personas, en el segundo día de la marcha en Lima, se concentraron en la plaza San Martín desde las seis de la tarde para hacer público su rechazo al mencionado proyecto.

El mitin fue encabezado por Marco Arana, coordinador nacional de la protesta; el presidente del Frente de Defensa Ambiental de Cajamarca, Wilfredo Saavedra y Gregorio Santos, máxima autoridad de esta región.

Al encuentro llegaron ocho congresistas de Gana Perú, entre ellos, Javier Diez Canseco, Claudia Coari, Jorge Rimarachín y Jaime Valencia. Ellos apoyaron la causa y recibieron dos proyectos de ley para impulsarlos en el Congreso. El primero plantea la conservación de las cabeceras de cuenca; y el segundo, la prohibición de cianuro y mercurio en las explotaciones mineras.

Rimarachín, legislador nacionalista por Cajamarca, tomó la palabra y exigió al gobierno del presidente Ollanta Humala cumplir las promesas de la campaña electoral. “La autoridad tiene la obligación de ponerse al lado del pueblo que le dio el voto”, dijo. Agregó que el “modelo primario exportador se debe acabar”.

Luego, por más de dos horas, alcaldes de diversas provincias de la sierra norteña expresaron su rechazo a la minería y sirvieron de antesala a la participación de los organizadores de esta protesta.

Saavedra fue el primero en pronunciarse. “La lucha es contra [Óscar] Valdés. Le pedimos hoy que se vaya a su casa”. Y fue el discurso de Gregorio Santos el que terminó de confirmar las verdaderas razones de este mitin, que –admitido por él mismo– estaba cargado de contenido político, más que ambientalista.

“Si no levantamos un programa de nuevo país, con una nueva Constitución y un nuevo Congreso, no habrá cambios de fondo, solo serán de forma”, sostuvo.

Luego cuestionó el diálogo iniciado y los peritos nombrados por el Ejecutivo. “Es un engañamuchachos, hasta ahora son peritos sin alma, sin rostro, son fantasmas que nadie conoce y no sabemos a dónde pertenecen”, dijo.

Santos aseguró que seguirán contra el proyecto Conga y que no le teme a la vacancia.“El pueblo no va a aceptar otra estafa electoral”, expresó.

CAOS EN EL CENTRO CÍVICO
Durante todo el recorrido, un fuerte cerco de policías contuvo a los manifestantes, que iniciaron su recorrido a las 2:40 p.m. en la plaza 2 de Mayo. Según el jefe de la Unidad de Servicios Especiales (USE), Germán Valdiviezo, en total 1.200 policías resguardaron el Centro Histórico durante la marcha del agua.

La protesta afectó el tráfico en el Centro Cívico. Los conductores tuvieron que ser desviados en las avenidas Alfonso Ugarte, Tacna, México, Iquitos, Grau. La Av. Abancay soportó la mayor congestión vehicular, pues el plan de desvíos no se ejecutó a tiempo y varios pasajeros quedaron varados. No obstante, el Metropolitano funcionó sin contratiempos.