Santos advirtió al Gobierno "no subestimar" reclamos de la población

Por su parte, el activista Marco Arana indicó que si el Ejecutivo omite la sugerencias de la Marcha del Agua, diversas organizaciones sociales alistarán un paro nacional

(Fotos: Archivo El Comercio/ Difusión)

Pese a que había negado estar involucrado en la Marcha del Agua, hoy el presidente regional de Cajamarca, Gregorio Santos, se sumó a la protesta. La autoridad le advirtió al Gobierno humalista “no subestimar” los pedidos de los manifestantes, que se oponen a la ejecución del proyecto minero Conga.

“(La Marcha del Agua) es la expresión de una organización de todo un movimiento que está reclamando ser atendido en la agenda nacional y política. Este Gobierno tiene que tomar en cuenta, no se pueden subestimar los pedidos de la población. Los conflictos sociales siguen un tratamiento, no solo por parte del pueblo, también del Ejecutivo”, manifestó.

Santos agregó que hay propuestas en el Congreso de la República sobre el nuevo tratamiento que se le va a dar al sector minero y que se deben debatir a nivel nacional.

El presidente regional de Cajamarca dijo que el Ejecutivo, en lugar de ayudar a resolver el problema a raíz del proyecto Conga, ha contribuido en incrementar la polémica. “Eso ha originado que del debate se vaya a la protesta social”, añadió.

ALISTAN PARO NACIONAL CONTRA HUMALA
Por su parte, el líder de Tierra y Libertad, Marco Arana, anunció que si el Gobierno no toma en cuenta las propuesta que los promotores de la Marcha del Agua entregarán hoy al Congreso, se evaluará realizar un paro nacional para pedir la revisión de la concesiones y la prohibición de la minería en las cabeceras de cuenca.