Guillén y abogado que lo desaprobó en examen de fiscales litigaron antes en juicio por corrupción

“Le recuerdo a Amoretti que yo participé en el caso del ex ministro Jorge Camet; está filmado. Sus defensores fueron Amoretti y Luis Roy Freire”, declaró fiscal que acusó a Fujimori

Guillén y abogado que lo desaprobó en examen de fiscales litigaron antes en juicio por corrupción

Por: Mariella Balbi

¿Se siente triunfador con la anulación del examen del Consejo Nacional de la Magistratura?
De ninguna manera; me siento tranquilo con mi conciencia. Saludo la decisión tomada por el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM). Yo di a conocer una serie de acontecimientos que me parecían graves irregularidades en el concurso para evaluar jueces y fiscales. Señalé que el consejo había abdicado de sus funciones constitucionales tercerizando la calificación de las pruebas a personas que trabajan en determinados estudios jurídicos, como Mario Amoretti Pachas. Ello colisiona con la Constitución y con la ley del CNM que le encarga evaluar directamente a los candidatos. Es como si el Tribunal Constitucional le diera a un abogado de un estudio la elaboración de uno de sus fallos.

A usted lo “jalaron” dos veces en el examen para ser fiscal supremo titular…
En agosto del 2008 me presenté y no alcancé el puntaje.

¿Pensó que había inquina política contra usted?
Consideré que fue una calificación injusta, pero no hice ningún reclamo porque toda mi atención y tiempo se concentraba en el juicio contra el señor Fujimori. Estábamos en la etapa de oralización y sustentación de las pruebas. Durante 18 audiencias consecutivas sustenté alrededor de 586 pruebas documentarias que en mi concepto sirvieron de fundamento para la condena del señor Fujimori. La fiscal de la Nación siempre nos respaldó y me dijo que iba a entrar en una etapa crucial en el juicio. Por eso dejé lo del examen. Ahí no sabía que había tercerización; ahora sí.

Sin embargo, el doctor Carlos Mansilla (presidente del CNM hasta hoy) dijo que no hubo tercerización porque ellos elaboraron el examen.
El jueves pasado hubo un acto en el consejo al que asistieron veedores del IDL y formularon diversas preguntas a sus integrantes. Quien básicamente respondió a las preguntas técnicas fue el abogado litigante Mario Amoretti. Los señores integrantes del CNM se limitaron a asentir y a guardar silencio. Se demostró que Amoretti había puesto las notas técnicas en los exámenes que corrigió y que el CNM solo se limitó a transcribir, a copiar las calificaciones que él presentó. Es claro que la calificación fue tercerizada. Los abogados del IDL comprobaron que en las pruebas no hay ninguna anotación u observación solo una nota a lápiz y otra a lapicero, la definitiva. ¿Qué revisión minuciosa es esa? Lo irregular es que el abogado Amoretti no presentó ningún informe individual de cada postulante, ni uno general que explique al CNM las razones de sus calificaciones. Lo más grave es que el CNM nunca le pidió explicaciones sobre por qué a un postulante le pone 70 y a otro 20. Amoretti tuvo absoluta soberanía sobre la nota y la calificación.

¿En esa reunión del CNM con el IDL se revisó su examen?
Hasta donde conozco mostraron una prueba que me la atribuyen, pero no está acompañada del documento manuscrito que yo entregué. Le explico: hay quienes escriben su prueba de frente a la computadora y otros que escriben a mano y un digitador la transcribe. Somos muchos los que trabajamos así. Al final, con el corto tiempo, se revisa lo escrito por el digitador. Por eso yo exijo que muestren mi manuscrito.

¿Y cómo explicó Amoretti la calificación de su examen?
Me puso 57 puntos con lápiz y lo bajó a 45 puntos. El puntaje mínimo para pasar a la siguiente etapa es 66.66. Fui el único a quien se le bajó 12 puntos; a la mayoría les dio un incremento de 2 a 5 puntos. Dijo que me puso esa nota porque las argumentaciones que di no correspondían y porque no cumplía con el formato del examen. Pero le demostraron que 12 concursantes no cumplían con el formato y no fueron desaprobados. Su criterio fue totalmente subjetivo.

¿Litigó o no contra Amoretti en algún juicio?
Sí, ahora se pretende negar eso. Vengo participando en juicios por corrupción desde hace 30 años. Le recuerdo a Amoretti que yo participé en el caso del ex ministro Jorge Camet; está filmado. Sus defensores fueron Amoretti y Luis Roy Freire.

Teóricamente el examen fue “papaya” para usted. Versó sobre el caso Kouri-Montesinos, que usted ganó en los tribunales.
El examen fue sobre siete cuestionamientos que planteó el doctor (César) Nakazaki, defensor de (Alberto) Kouri, durante el juicio y que el tribunal tuvo que resolver. Por ejemplo, cuestionaba la validez de los videos, que no eran lícitos o que no había jurado como parlamentario. Yo preparé la acusación de ese caso y lo llevé a juicio. Luego el señor Kouri se declaró culpable. Manejaba el tema. Según el doctor Raúl Ferrero se debería conocer al evaluador, los resultados tendrían que publicarse el mismo día del examen y se debería reconsiderar el resultado. Así, sería una instancia superior dentro del CNM la que dé la nota definitiva.

Pero Ferrero ha sido también evaluador y reprobó al doctor Teófilo Idrogo, quien ha protestado también.
Sí, aunque no conozco bien el caso. Tengo entendido que Idrogo pidió que se le mostrara su examen, y no se lo han enseñado.

No se entiende nada. Los miembros del CNM dijeron que los exámenes de los postulantes fueron destruidos y ahora aparece el suyo…
Todo es muy confuso. El consejero Mansilla dijo que se habían destruido los exámenes. Ahora han publicado en la web solo el mío y el del fiscal Tomás Gálvez. No queda claro si realmente se destruyeron o no; fueron 79 postulantes. ¿Aparecerán sus respuestas en la web?

Los resultados del examen del CNM se dieron el 29 de diciembre. Le cuestionan que recién hiciera su denuncia en febrero.
Ese día, conversando con mi familia, les dije que renunciaría. Tenía pendientes algunos trámites: mi reconocimiento de 30 años de servicio y tareas por finalizar en mi despacho, como la visita a la ciudad de Trujillo por la denuncia de supuestos excesos policiales. Comuniqué a mi familia que cuando se tomase juramento a los elegidos yo presentaba mi carta de renuncia. Tras su aceptación por la Junta de Fiscales Supremos yo daría una conferencia de prensa para explicar las razones de mi retiro. Sin embargo, adelanto mi decisión cuando me entero por El Comercio de graves hechos durante el desarrollo del concurso.

¿Cuáles fueron esos graves hechos?
La tercerización del examen, que el CNM se limitara a aprobar la calificación de abogados vinculados a estudios jurídicos. Mi anuncio sobre que evaluaba renunciar desencadenó una serie de acontecimientos. Se supo que el consejero (Efraín) Anaya había exigido apoyo financiero a uno de los postulantes: el fiscal Gálvez. También se conoció que la evaluación curricular de los postulantes se encargó a dos jueces en actividad, uno de Junín y uno de Lima norte, lo cual está prohibido.

Uno de ellos fue fiscal y lo destituyeron por falsificar firmas.
Eso indica la investigación de El Comercio. Yo no me aferro al cargo. Deseo que nuestro país tenga jueces y fiscales honestos, elegidos sin ningún vicio. Eso refuerza las instituciones.

Ud. dijo que el Apra había presionado para que lo desaprobaran. Se le pidió probarlo, ¿lo hará?
Tengo información de que en una reunión un abogado vinculado a ese partido político se expresó de esa manera. Fue en presencia de tres personas; escucharon la declaración de que “Guillén de ninguna manera iba a ser nombrado”. No estoy autorizado a dar el nombre de la persona que estuvo ahí. Esto se corrobora con la declaración del consejero Aníbal Torres, quien dijo que en el CNM ha existido una fuerte presión política en determinados casos. El consejero Anaya, el que pidió apoyo financiero al postulante fiscal Gálvez, afirmó que en el consejo, para ciertos nombramientos, se requería tener poder político o económico. El Congreso, acogiendo el pedido del presidente de la Suprema, Javier Villa Stein, tendrá que investigar esto.