Hábeas corpus de Abimael Guzmán quedó sin efecto

El cabecilla terrorista fue examinado por un médico legista y le aplicaron antibióticos para la infección urinaria que padece

Hábeas corpus de Abimael Guzmán quedó sin efecto

El hábeas corpus presentado el 29 de julio por la defensa de Abimael Guzmán quedó sin efecto, pues el cabecilla senderista pudo recibir ayer la visita de su abogado. Ese era uno de los reclamos formulados en el recurso planteado a favor del terrorista.

El abogado Carlos Gamero, quien con Alfredo Crespo comparte la defensa del cabecilla de Sendero Luminoso, ingresó a la Base Naval del Callao cerca de las 10:00 a.m., y conversó con su patrocinado.

Tal como también se pedía en el hábeas corpus, Guzmán fue examinado por un médico legista y le aplicaron antibióticos para la infección urinaria. De acuerdo con el abogado, el estado de salud del condenado se encuentra estable.

Guzmán fue conducido de urgencia al tópico el 28 de julio debido a un estado de deshidratación producido por una infección urinaria. Eso motivó que su abogado Crespo acudiera a la Base Naval ese día, pero no le permitieron ingresar.

Alfredo Crespo informó que el juez del juzgado penal de turno tomó ayer la declaración del jefe del INPE, José Pérez Guadalupe. Ese era otro de los pedidos del hábeas corpus.

“Como se ha repuesto el derecho de mi cliente, el hábeas corpus ya no tiene sentido y ha quedado de lado”, dijo Crespo.