Humala y Evo Morales hablarán hoy sobre gas, contrabando y narcotráfico

Ministro de Comunicación de Bolivia aseguró que cita de hoy marcará el comienzo “de una relación sistemática binacional de largo plazo”

Humala y Evo Morales hablarán hoy sobre gas, contrabando y narcotráfico

Si algún mandatario de la región celebró a viva voz el triunfo electoral de Ollanta Humala, ese fue el presidente de Bolivia, Evo Morales. “¡Sudamérica está de rojo! Una felicidad. Significa que no estamos equivocados en trabajar por la igualdad”, señaló el jefe de Estado altiplánico con una emoción que seguramente se repetirá hoy cuando reciba en La Paz a su futuro homólogo peruano.

Si bien Humala ya había adelantado la importancia del encuentro con Morales al manifestar que se trata del líder de una nación “hermana y aimara”, a quien piensa plantearle proyectos de integración cultural, comercial y económica, ayer el ministro de Comunicación de Bolivia, Iván Canelas, fue más allá. En una conferencia de prensa, aseguró que será una cita con una agenda abierta en la que no se descartará ningún tema y que marcará el comienzo “de una relación sistemática binacional de largo plazo”.

Como muestra de esa actitud integradora, Canelas anunció que Humala será invitado por el presidente Morales a los actos ceremoniales por el Año Nuevo Aimara, que se llevarán a cabo desde muy temprano en el complejo preincaico de Tiwanaku, ubicado a 70 kilómetros al oeste de La Paz.

Al cierre de esta edición, Humala no había recibido ninguna invitación formal de Bolivia. Se supo que en la agenda se incluye una sola actividad.

MIRANDO AL FUTURO
Desde París, el ex canciller y ex embajador del Perú en Bolivia Manuel Rodríguez Cuadros consideró que la presencia de Humala servirá para relanzar las relaciones entre ambos países y proyectarlas al futuro.

“Hay más de mil millones de dólares de inversiones peruanas en Bolivia, si el crecimiento económico ha convertido a nuestros empresarios en exportadores de capital, Bolivia es el principal mercado”, declaró a RPP.

Asimismo, el diplomático destacó que se tiene una agenda de integración energética por explorar. “No olvidemos que Bolivia en su momento decidió exportar gas por puertos peruanos y que en los últimos meses se recuperó un conjunto de proyectos que beneficiarán al sur de nuestro país, a través de la viabilidad económica de las concesiones que hizo el Perú en Ilo”.

En tanto, el analista político Ernesto Velit resaltó que, si bien el periplo regional de Humala se inició en los países del Mercosur, lo que se busca a partir de este sexto viaje es fortalecer la relación con la Comunidad Andina (CAN).

“Él ha manifestado que le une una amistad de mucho tiempo con Evo Morales, desde que él era diputado, y tal vez por eso decidió iniciar esta etapa en Bolivia. Pero Bolivia es un país que necesita apoyo de sus vecinos por problemas relacionados a su mediterraneidad y parece que Humala ha recogido ese mensaje”.

Según Velit, entre los temas por resolver entre ambos gobiernos se encuentran el tráfico fronterizo de ciudadanos, el contrabando y el narcotráfico.

“Esta es una oportunidad de elaborar políticas comunes, pero también sería una excelente ocasión para que Humala vuelva a actualizar las facilidades que ofrecimos en alguna oportunidad para que el gas de Tarija pueda salir por un puerto del Perú. Eso está pendiente de resolver y sería interesante ponerlo en agenda”, comentó.

EL DATO
Hasta el 2003
Bolivia intentó exportar gas natural licuado a México y Estados Unidos, pero el rechazo a utilizar puertos chilenos hizo fracasar los planes.