Humala resta importancia al cambio de Gabinete

El líder del Partido Nacionalista dice que el país requiere una nueva protesta económica y no una recomposición en el Consejo de Ministros

Humala resta importancia al cambio de Gabinete
(EFE) El líder de la oposición peruana, el nacionalista Ollanta Humala, afirmó hoy que su país vive "una crisis de régimen" que no se puede resolver, como ha intentado el presidente, Alan García, con un cambio de gabinete, sino que requiere "una nueva propuesta económica" que él piensa encabezar. "Lo que el pueblo peruano está pidiendo no es el cambio de gabinete, sino una nueva propuesta económica", declaró Humala en una entrevista a Efe en París, donde finalizó una jornada de contactos políticos iniciada en el Parlamento Europeo en Estrasburgo (noreste de Francia). Insistió en la idea de que "una crisis de Gobierno se puede solucionar con un cambio de gabinete, pero para una crisis de régimen (...) no basta el cambio de gabinete, sino una nueva propuesta económica que dé confianza y expectativas sanas a la población". De esta forma, se refería a la presentación la semana pasada de un nuevo Ejecutivo con Javier Velásquez como primer ministro y que, a juicio del líder del Partido Nacionalista Peruano, por el número de miembros de la formación presidencial APRA y sus características "es el gabinete del hortelano". Humala se refería a un comentario que García hizo hace un año sobre esa conocida fábula de Esopo que cuenta cómo el perro de ese hortelano "ni come ni deja comer". También cargó contra el jefe del Estado por su manejo del contencioso sobre la propiedad de la tierra con las comunidades amazónicas: "García a la pregunta sobre de quién es Perú responde que no es de las comunidades, sino del gran capital", que "no es de las comunidades porque no tienen educación ni capacidad económica". Frente a eso, añadió, las comunidades "quieren que se reconozca su propiedad (sobre la tierra), que es una propiedad histórica, incluso más antigua que la historia de la República". *ACLARA POSICIONES* Sobre su actitud frente a la crisis política y social en Perú, Humala dijo que no reclama elecciones anticipadas, sino que "como partido político nuestra función es canalizar democráticamente la protesta social y buscar convertir o transformar las protestas en propuestas". Denunció que la "crisis de régimen" salta a la vista por "la falta de representatividad en las instituciones del Estado", en un momento en que hay "247 conflictos sociales". "¿Dónde están los representantes del pueblo que deben canalizar esa protesta?", se preguntó retóricamente, antes de quejarse de que se está viendo que algunos cargos electos como congresistas, alcaldes o presidentes regionales "no representan lo que tienen que representar". Interrogado sobre si van a continuar esas protestas, respondió que sí: "El Gobierno promete el oro y el moro a fin de que la población se desmovilice. Si no cumple esas promesas, las mesas de diálogo equivalen a un cartucho de dinamita con una mecha bien larga" y, cuando acabe decepcionada, la gente se volverá a movilizar. *SOBRE PROTESTAS* En cuanto a las alegaciones del presidente García de que las protestas son una conspiración internacional, Humala señaló que "ni él mismo se cree ese cuento", que "es una forma de no reconocer su derrota ante los que el mismo presidente llamó ciudadanos de segunda clase". A su parecer, ningún líder de opinión en Perú "acepta semejante disparate de hablar de una conspiración internacional". Defendió sus "relaciones de amistad con diferentes partidos políticos a escala internacional", entre ellos los afines a los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez; Bolivia, Evo Morales, o Ecuador, Rafael Correa, pero también el del jefe del Estado de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva. Pero puntualizó que eso no significa seguidismo: "el camino de transformar el Perú tiene que ser un camino propio, sin calcos y sin copias de otras realidades".

Tags relacionados

Gabinete

Humala