El humalismo se queda sin casi un tercio de su bancada hasta diciembre

La oposición reclama que la suspensión se aplicó sin debate previo y sin haber escuchado a los sancionados

Sanción parlamentaria. Siete congresistas del Partido Nacionalista fueron suspendidos por 120 días sin goce de haber debido a sus protestas. (Canal N)

*Por Jorge Saldaña / Andrea Castillo* Precedente disciplinario. Los siete legisladores humalistas que irrumpieron en el hemiciclo del Congreso con pancartas y gritos en la tarde del miércoles fueron sancionados ayer por sus pares del Apra, Unidad Nacional y del fujimorismo con la suspensión de sus funciones por 120 días de legislatura. Ellos recién volverán a ocupar sus curules y sus oficinas hasta, por lo menos, fin de año. Se trata de cinco congresistas mujeres y dos varones: María Sumire, Hilaria Supa, Nancy Obregón, Janeth Cajahuanca, Juana Huancahuari, Rafael Vásquez y Cayo Galindo. Simultáneamente el plenario vespertino del Parlamento castigó con una amonestación pública a otro grupo de congresistas humalistas: Pedro Santos, Juvenal Silva, José Urquizo, Werner Cabrera, Marisol Espinoza, Fredy Otárola, Juvenal Ordóñez, Víctor Mayorga, Víctor Isla, Miro Ruiz y Susana Vilca Achata, porque acompañaron a sus colegas en la toma del hemiciclo del Parlamento y hasta pernoctaron en sus curules. El pronunciamiento parlamentario fue polarizado: por la suspensión y la amonestación se sumaron 58 legisladores (entre apristas, fujimoristas y de Unidad Nacional); 18 votaron en contra (pertenecientes a las bancadas de Unión por el Perú, Alianza Parlamentaria, Bloque Popular y Compromiso Democrático) y la abstención fue de Rocío Gonzales. Antes de la votación de estas dos sanciones, el presidente del Congreso, Javier Velásquez Quesquén, aclaró a los representantes reunidos en la plenaria vespertina que la Mesa Directiva había analizado un video de tres minutos, en el cual fueron identificados los parlamentarios que con acto de protesta ocuparon el hemiciclo del Parlamento y obstaculizaron el normal desarrollo de la jornada legislativa. En efecto, el pleno matinal del Congreso no pudo desarrollarse con normalidad por la protesta en el hemiciclo de este grupo de congresistas humalistas. De nada valieron las invocaciones, exhortos y hasta súplicas del titular del Parlamento Javier Velásquez Quesquén para que depusieran su actitud. “Háganlo por el país y por sus electores”, les repetía el presidente del Legislativo. Rafael Vásquez, uno de los ahora sancionados, llegó a replicarle a voz en cuello: “¡A ver, pues, sácanos a patadas!”. Originalmente la propuesta de la Mesa Directiva era sancionar a estos 18 legisladores humalistas con la suspensión de 120 días de legislatura pero no tuvo eco en la mayor parte de las bancadas. Faltó quórum en la jornada matinal. Los representantes de Alianza Parlamentaria, Unión por el Perú y Bloque Popular anunciaron en la tarde que evaluarán censurar a la Mesa Directiva del Congreso por no haber permitido el debate público de estas propuestas sancionadoras. Los humalistas protestaron porque dijeron que se actuó sin el debido proceso.