Una incursión militar entorpecería negociación de empresas con terroristas en el VRAE, opina experto

Especialista en temas de Defensa, Ciro Alegría Varona, consideró que 1.500 militares enviados al lugar se ubicarán apenas en puntos de paso para revisar a transeúntes

Una incursión militar entorpecería negociación de empresas con terroristas en el VRAE, opina experto

El experto en temas de Defensa y Seguridad, Ciro Alegría Varona, hizo hoy un análisis de la situación que enfrenta el gobierno de Ollanta Humala frente al secuestro de 36 contratistas del proyecto Camisea en el centro poblado de Kepashiato (Cusco), en manos de terroristas.

Según dijo, a estas alturas ya no se puede improvisar una operación de inteligencia porque estas demoran meses e implican un presupuesto y personal entrenado, previa evaluación del escenario.

“En este momento no hay ninguna posibilidad de utilizar inteligencia para penetrar el campo enemigo. Lo único que se puede hacer con inteligencia es evaluar indicios sobre la mesa para ver cómo emplear la movilización de tropa inmediata”, consideró en entrevista a “Buenos Días Perú”.

¿QUÉ HACER?
El Gobierno ha informado sobre el desplazamiento de 1.500 efectivos militares a la zona del hecho con el objetivo de aislar a los senderistas.

Al respecto, Alegría opina que en la actual situación “es muy difícil responder que la solución está en una especie de invasión de infantería, que incluso tendría que ser de decenas de miles de hombres, es decir, una incursión especializada para la que no estamos preparados”.

El experto subraya que lo real es que las empresas Skanska, Construcciones Modulares y Transportadora de Gas del Perú (TGP), ya “deben estar negociando” con los secuestradores, por lo que “un avance de las Fuerzas Armadas para patrullar, acordonar y rastrillar, estorba la negociación y es una contradicción directa”.

Sobre los 1.500 militares enviados al lugar, consideró que estos se ubicarán apenas en puntos de paso para hacer revisión de transeúntes. “(Su envío) no tiene nada que ver con entrar a la zona, que requiere un esfuerzo más grande”, insistió.

Agregó que es natural que día a día el Estado haga un esfuerzo por acercar sus recursos humanos a la zona.