La izquierda pedirá el cambio del ministro de Economía si es convocada al diálogo

Salomón Lerner Ghitis espera que el Frente Amplio de Izquierda sea incluido en conversaciones con Jiménez. “Diálogo debe realizarse sin cálculos políticos de cara al 2016”, afirmó

La izquierda pedirá el cambio del ministro de Economía si es convocada al diálogo

SEBASTIAN ORTIZ MARTÍNEZ @Shebas07
Redacción Online

El ex primer ministro Salomón Lerner Ghitis está a la espera de la invitación del Gobierno para que el Frente Amplio de Izquierda asista al diálogo con el jefe de Gabinete, Juan Jiménez Mayor. En su opinión, los partidos deben acudir a la convocatoria sin pensar en cálculos políticos de cara a las elecciones generales del 2016.

En entrevista con elcomercio.pe, el ex aliado del presidente Ollanta Humala adelantó que si son llamados por Jiménez, plantearán el cambio del ministro de Economía y Finanzas, Luis Miguel Castilla.

Ayer inició el diálogo entre los partidos políticos y el Gobierno. ¿El Frente Amplio de Izquierda asistirá a conversar con Jiménez?
Sí, nosotros queremos estar presentes en este diálogo con el primer ministro. Solamente, estamos a la espera de que nos llegue la invitación (para ir a Palacio de Gobierno).

La lideresa del PPC Lourdes Flores Nano consideró que el diálogo “es un balón de oxígeno” para Jiménez.
La institucionalidad del Poder Ejecutivo está representada ahora en Jiménez y si el diálogo le sirve al Gobierno para que él pueda permanecer en el cargo es una decisión del presidente Humala (…) El diálogo con los partidos sin duda ayudará al Gobierno y no solamente a una persona en particular. No se debe personalizar el diálogo en el primer ministro, porque él representa a todo un Gobierno.

Si el Gobierno los convoca, ¿cuáles serán sus propuestas?
Vamos a plantear procesos para reforzar la seguridad ciudadana. En este punto se debe trabajar con la Policía Nacional y la ciudadanía para disminuir los índices delincuenciales. Además, se debe revisar la lucha contra el tráfico de drogas y la adicción, todo eso hay que analizarlo.

¿El presidente Ollanta Humala debió participar en el diálogo?
Bueno creo que debió estar presente, pero si él ha decidido no estar, el país escuchará la posición del Gobierno a través del primer ministro.

¿La posición del fujimorismo de negarse, en un comienzo, a asistir al diálogo fue intransigente y la inasistencia de Keiko Fujimori obedece a un cálculo electoral?
Todas las fuerzas políticas, incluyendo al fujimorismo, deben analizar la situación actual y no pensar en cálculos con miras a las elecciones del 2016. El país vive hoy una problemática que hay que enfrentarla, porque todos los peruanos queremos el éxito de este Gobierno. No hay que hacer cálculos políticos, sino enfrentar la crisis política e institucional y tomar medidas preventivas a nivel económico ante la crisis que se avecina. Además, no bajar la guardia contra los problemas latentes de corrupción y seguridad ciudadana.

Tras el diálogo entre el Gobierno y los partidos, ¿se deben hacer ajustes en el Gabinete?
Sí, definitivamente. Nosotros vamos a plantearlo en el diálogo con Jiménez la próxima semana o cuando seamos invitados.

¿En qué ministerios se deben realizar los cambios?
Aún estamos analizando eso y lo vamos a plantear en un documento. Aunque básicamente, consideramos que se debe dar un cambio en el Ministerio de Economía y Finanzas. Aquí necesitamos dar importantes pasos.

Es decir, el ministro Luis Miguel Castilla debe dar un paso al costado.
Nosotros creemos que debe haber una persona en el MEF que haga la labor en los dos aspectos, es decir, en la parte financiera y económica. Castilla le ha dado énfasis al primer punto.

¿Cree que el diálogo entre los partidos políticos y el Gobierno aterrice en medidas concretas?
Eso es lo que todos esperamos de este diálogo, que debe tener un fruto determinado. Todos debemos salir fortificados de este proceso.

El ex primer ministro Valdés ha dicho que al Gobierno “le falta firmeza y autoridad”.
Nosotros seguimos opinando que desde el Gobierno se debe priorizar el diálogo y el consenso. Se debe conversar con los sectores sociales, entre ellos los mineros ilegales que desean formalizarse. Hay que continuar con el diálogo y no tirar la puerta.