Jefe de Devida: "E-mail a cocaleros fue un exceso de mi parte"

Ricardo Soberón consideró, sin embargo, que haber sido asesor de cocaleros no complica su posición frente a la cooperación internacional en la lucha antinarcóticos

Jefe de Devida: "E-mail a cocaleros fue un exceso de mi parte"

El presidente ejecutivo de Devida, Ricardo Soberón, afirmó en entrevista a “La República” que el correo electrónico que envió a líderes de la Confederación Nacional de Productores Agropecuarios de las Cuencas Cocaleras del Perú (Conpaccp), el 12 de agosto —y que difundió *El Comercio*— fue “un exceso de mi parte”.

“Reconozco que fue un exceso de mi parte. Fue un proceso de transición entre el académico analista que tenía la permanente autonomía para decir las cosas como las piensa con el funcionario que iba a ser, pero con toda certeza no tenía ninguna intención de provocar problemas ni a la institución ni al gobierno, sino evidenciar los cuellos de botella que pueden dificultar la eficacia del control del crimen organizado alrededor del narcotráfico”, indicó el titular del organismo encargado de la política antidrogas en el Perú.

Reiteró Soberón que mantiene diferencias con el jefe del Proyecto Especial Corah, general PNP ® Juan Zárate, tal como especificaba en su correo electrónico, por diferencias de visión sobre cómo se debe ejecutar la erradicación.

Pero, además, Soberón, que ayer dijo que nunca fue asesor “formalmente” de ningún cocalero, acepta que trabajó para las dirigentes cocaleras Nancy Obregón por cuatro meses (agosto-diciembre de 2006) y Elsa Malpartida por tres meses, el año pasado.

Explicó que está en muy buenas migas con los Estados Unidos —y su embajadora, Rose M. Linkins— así como con los organismos de cooperación internacional, con lo cual descartó que su presencia en la lucha antidrogas complique fondos internacionales para esta materia.

Asimismo, precisó que además de la erradicación amparada por programas de cultivos alternativos, se requiere una acción policial coordinada entre frentes: los circuitos financieros de los carteles, las estructuras criminales que son el soporte para el narcotráfico en la costa y el control de los insumos.