Jueza reanudará el próximo lunes la revisión del material del 'chuponeo'

Fernández Virhuez ratificó durante careo que Ponce Feijoo le propuso “pinchar” teléfonos

Después de más de un mes de haberse paralizado la revisión del material incautado a los miembros de la "presunta organización dedicada":http://www.elcomercio.com.pe/noticia/255547/fiscalia-advierte-riesgos-investigacion-chuponeo-business-track al “chuponeo” telefónico, la jueza María Martínez Gutiérrez dispuso que el lunes 23 de marzo se reanuden dichas diligencias. Esta vez ya no será la fiscalía la que dirija la revisión, sino la jueza Martínez con el apoyo de dos peritos informáticos que fueron designados por el "Poder Judicial":http://www.pj.gob.pe/index.asp . La diligencia está programada para las 3:45 p.m. en el ambiente designado al Juzgado Penal 34 de Lima, ubicado en el segundo piso del edificio Anselmo Barreto, en la avenida Abancay, donde se encuentra guardado el abundante material incautado. Hasta el momento solo se ha analizado un 15% del material decomisado, la parte que le corresponde a los marinos Martín Fernández Virhuez y Jesús Ojeda. Falta ver todo lo que se les incautó a Elías Ponce Feijoo, Carlos Tomasio y Giselle Giannotti, los dos primeros, directivos de la investigada Business Track. El fiscal Walter Milla saludó la decisión de reanudar la revisión, pero duda de que se pueda analizar todo el material en el tiempo que resta a este proceso sumario. *SE VIERON LAS CARAS* Ayer fue la confrontación entre Fernández y Ponce. El primero le encaró al segundo que había sido él quien le propuso interceptar las líneas telefónicas de Rómulo León y Alberto Quimper. También le dijo que a él le había entregado las grabaciones de las conversaciones. El gerente general de Business Track negó tales acusaciones. *Hoy continúan las confrontaciones* Para hoy está programada la confrontación de Fernández Virhuez con Carlos Tomasio. Mañana será el careo del primero con la ejecutiva Giselle Giannotti. El próximo lunes Fernández se confrontará con el técnico Pablo Martell. La diligencia de ayer empezó con más de dos horas de retraso y se prolongó casi cuatro horas.