Juliana Reymer, de vendedora ambulante a candidata presidencial

Carta de Fuerza Nacional ofrece crear oportunidades de trabajo para los jóvenes emprendedores

CARLOS GARCÍA LAZO

Juliana Reymer tiene 50 años, es madre soltera y aspira a ser elegida presidenta del Perú pese a que en las encuestas está incluida en la categoría de ‘otros’.

Es la candidata de Fuerza Nacional, partido fundado por el ex general PNP Antonio Ketín Vidal, y no pone límites a la hora de alzar sus alas, pues según dice “el éxito es una cuestión de actitud” y “no hay que ponerle techo a las aspiraciones de la gente”.

Tiene apenas un metro y medio de estatura, pero un gran carisma. Dice orgullosa que es hija de migrantes y que llegó a la capital a la edad de 18 años desde su natal Arequipa. Su apellido lo heredó de un judío alemán que se afincó en la tierra del Misti, huyendo de la Segunda Guerra Mundial.

“HE VENDIDO CHOMPAS Y ZAPATOS
Esta carismática candidata contó a elcomercio.pe que antes de emprender esta aventura política vendió chompas, zapatos, tuvo un puesto en Las Malvinas y recorrió todo el país con sus tejidos.

También ha tocado las puertas del Congreso en busca de beneficios para las Mypes, gremio que representa desde hace algunos años. En ese intento recuerda descubrió que los congresistas no escuchan a la gente.

Por eso no quiere una curul. “Un voto en el Congreso o en una comisión no cambia nada, por eso quiero ser presidenta, para impulsar políticas públicas a favor de los emprendedores”.

SU CABALLITO DE BATALLA
“Soy especialista en microcréditos, microfinanzas y bancos comunales”, responde al ser consultada por su curriculum vitae.

Asegura que su campaña aún comienza y que saldrá adelante pese a no tener un financiamiento millonario.

Por lo pronto su caballito de batalla es su propuesta de convertir a los microempresarios en la base de la economía sostenible del Perú.

Su sostén son sus hijos que la apoyan. “Soy una mujer sencilla que se presenta para servir en el mayor cargo del estado”, subraya.