Justicia de EE.UU. confisca millonarias cuentas vinculadas a los Sánchez Paredes

Según demanda, estas ascienden a US$31 millones. Procuradora Sonia Medina lamentó que mientras tanto fiscal peruana haya archivado caso por lavado de activos

Justicia de EE.UU. confisca millonarias cuentas vinculadas a los Sánchez Paredes

El fiscal del distrito sur de Nueva York anunció hoy la confiscación de más de 31 millones de dólares en cuentas estadounidenses por su vinculación con una operación de lavado de dinero proveniente del narcotráfico, que supuestamente maneja la familia peruana Sánchez Paredes, informó hoy la agencia AP.

La demanda interpuesta ayer en la corte federal de Manhattan por el fiscal Peet Bharara para ejecutar la confiscación asegura que la familia usó las cuentas de varias empresas durante décadas para esconder ganancias obtenidas a través del tráfico de cocaína.

FUE INICIATIVA DE ESTADOS UNIDOS
Consultada al respecto, la procuradora antidrogas Sonia Medina lamentó que mientras la justicia estadounidense detecta cuentas de dudosa procedencia de dicho clan, la fiscal peruana María Maguiña Torres decidió en abril último archivar las indagaciones contra dicho clan e impedir de esa manera el inicio del juicio oral.

“Lamento mucho que la justicia peruana haya mostrado debilidad respecto a los grupos de poder (…) y que sea una justicia externa la que sí lo haga, porque para haberlo hecho público es que cuentan con todos los elementos que los han llevado a congelar dichas cuentas”, mencionó en declaraciones a elcomercio.pe.

“Ojalá que esta situación haga reflexionar a la justicia de nuestro país y se tenga que revertir el posible archivo por parte del Ministerio Público”, acotó.

“LA SITUACIÓN ES INCIERTA
Medina indicó que actualmente el caso se encuentra en una sala también cuestionada. “Dicha sala podría ratificar el pedido de archivamiento o elevar el caso a la fiscalía suprema (…) la situación es bastante incierta”, comentó.

La procuradora también contó que ha sido denunciada por la cuestionada fiscal Maguiña por delitos contra el honor, debido a que criticó el archivamiento del caso.

Los Sánchez Paredes, que según la Dirección Antidrogas de la Policía Nacional (Dirandro) no lograron demostrar el origen lícito de US$52 millones, están en libertad.