'Keiko no merece respeto como candidata porque gozó de dinero mal habido'

Susana Villarán dijo que no es coherente sostener que luchará contra la pobreza cuando entre 1990-2000 se robaron US$ 4 mil millones

Keiko Fujimori no me merece ningún respeto como política, ni como candidata presidencial, porque aceptó ser primera dama después de que su madre fue maltratada por Alberto Fujimori y además porque gozó de dinero mal habido, afirmó Susana Villarán, ex ministra de la Mujer e integrante del partido Fuerza Social. “Es una señora que a mí y lo digo con todo respeto, como política no me merece ningún respeto y lo digo claramente. Una mujer que decide ser primera dama después de que ha visto el maltrato y violencia contra su madre, me parece inaceptable. Es una mujer que gozó de dineros mal habidos para irse a una universidad americana, fueron más de 300 mil dólares gastados en ella, no me parece”, aseguró en Ideeleradio. “Ahora dice que va a luchar contra la pobreza, cuando en el gobierno de su padre se robaron 4 mil millones de dólares, que fueron arrancados del bolsillo de lo pobres, eso no me parece. Aquí hay que dar una batalla frontal contra el fujimorismo, porque es lo más oscuro que hemos tenido en los últimos tiempos. Con Ollanta Humala podemos debatir, pero contra el fujimorismo, no”, agregó. Indicó que el fujimorismo representa lo “más oscuro” que se ha tenido en los últimos años en la política nacional y por eso es indispensable realizar una “batalla frontal” contra la agrupación Fuerza 2011. Aseguró que pese a que la hija del ex mandatario ha negado que esté en campaña electoral, es evidente su candidatura para los próximos comicios. Indicó que lo único que busca Fujimori Higushi es presionar políticamente al tribunal que juzga a su padre. “Keiko Fujimori está activa en la política, las paredes en la carreteras de las salidas de Lima están pintadas con su nombre. Estoy seguro que todo esto es para acompañar el proceso de presionar el juicio que afronta su padre, ese es el objetivo único del fujimorismo, es decir, lograr mejores condiciones para Alberto Fujimori y presionar al tribunal”, señaló.