Liberados en el VRAE: "Gracias a Dios por este día tan grande"

Caminaron siete horas hasta poblado de Chuanquiri donde los encontró el enviado especial de El Comercio

(Video Canal N/Foto: Ralph Zapata, enviado especial de El Comercio)

Cerca de las 11 a.m. de hoy los trabajadores del proyecto Camisea, que estuvieron secuestrados por cinco días en manos terroristas, lograron llegar hasta el poblado de Chuanquiri, en Vilcabamba, Cusco.

En ese lugar fueron encontrados por un grupo de periodistas, entre ellos el enviado especial de El Comercio, Ralph Zapata, quien contó que ellos presentaban lesiones en los pies, pues tuvieron que caminar unas siete horas para llegar hasta aquí desde el punto donde fueron abandonados por su captores.

El periodista de este Diario se encontraba en la zona buscando información para realizar un reportaje.

Una vez en el lugar, los liberados tomaron un bus con destino a la localidad de Yuveni, donde los esperaba el director de la Policía, Raúl Salazar, con un helicóptero para trasladarlos hasta Kiteni, donde permanecen hasta el momento recibiendo atención médica. Hasta el lugar también llegó un representante del Ministerio Público.

CAMINABAN EN GRUPOS
Los trabajadores contaron al corresponsal de El Comercio que los senderistas no los golpearon, les dieron alimentos y los hacían caminar largos tramos en grupos durante el secuestro. Hay que recordar que fueron raptados en la zona de Kepashiato.

El enviado especial también informó que hasta Chuanquiri solo llegaron 33 trabajadores. No obstante, la policía le informó que los otros tres también se encontraban en buen estado.

La vicepresidenta de la República, Marisol Espinoza, contó a Canal N que primero fueron liberados tres trabajadores y luego el resto.

“Las 36 personas que salimos estamos acá (…) gracias a todos en Chuanquiri por la acogida y a Dios por este día tan grande”, dijeron antes de partir a Kiteni. Allí también, rezaron el Padre Nuestro.


Tags relacionados

VRAE

la convención

Cusco