Líder cocalero admite que el jefe de Devida los apoya

Dirigente admite que Ricardo Soberón los ayudó a parar erradicación. Alto funcionario antidrogas mantiene lazos con personajes cuestionados

Líder cocalero admite que el jefe de Devida los apoya

ÓSCAR CASTILLA C.
Unidad de investigación

Dos nuevos hechos evidencian que el jefe de Devida, Ricardo Soberón, sigue como asesor de la Confederación Nacional de Productores Agropecuarios de las Cuencas Cocaleras del Perú (Conpaccp) y que mantiene sus vínculos, más allá de lo estrictamente laboral o protocolar, con los principales dirigentes de este organismo, a quienes apoya en las acciones para frenar la erradicación de la hoja de coca, que ejecuta el Ministerio del Interior en los valles del Huallaga (Huánuco y San Martín) y Aguaytía (Ucayali).

La primera está relacionada con el protagonismo de Wilder Satalaya Apagüeño –afiliado a la Conpaccp en representación de la Asociación Agropecuaria de Hoja de Coca Saúl Guevara de Tocache– en la reunión que mantuvo Soberón con el frente defensa y el gremio cocalero de esta zona. En aquel encuentro, ocurrido el 20 de agosto pasado [ocho días después del envío del revelador correo electrónico que El Comercio publicó ayer], dicha persona permaneció cerca del hoy jefe de Devida y siempre expectante por la organización del evento.

¿Pero quién este dirigente cocalero? Según fuentes que lo conocen, Satalaya Apagüeño –conocido como ‘Koki’ y natural de Chazuta, San Martín– se encuentra estrechamente relacionado con la ex congresista Nancy Obregón (ex dirigente de la Conpaccp y a quien Soberón aceptó haber asesorado en el Parlamento). Fuentes del gremio cocalero indicaron que, incluso, Satalaya fungió como personal de seguridad de Obregón y además la relevó en el mando del gremio cocalero de Tocache, de donde es originaria la ex legisladora.

No solo eso, agentes de inteligencia policial antiterrorista confirmaron a este Diario que Satalaya Apagüeño captado junto al jefe de Devida en Tocache fue investigado por sus presuntos nexos con una facción de Sendero Luminoso que operaba en la zona y que causó la muerte de dos agentes del Proyecto de Reducción y Control de Cultivos de Coca en el Alto Huallaga (Corah) el año pasado.

MENSAJE DE TEXTO
Sin embargo, este no es el único vínculo comprobado entre Soberón y los dirigentes cocaleros. Ayer, durante una entrevista en Radio Programas del Perú (RPP), Serafín Andrés Luján, actual secretario general de la Conpaccp, confirmó que el jefe de Devida (órgano que diseña las políticas antidrogas en el país) sigue siendo su “consultor externo en temas específicos”, tal como se desprende del correo que ayer publicamos. “Él tiene una consultoría [Centro de Investigación Drogas y Derechos Humanos] y nosotros a ese espacio algunas veces le consultamos de forma externa… son consultas muy particulares”, dijo Andrés Luján.

También confirmó que le envió un mensaje de texto al celular de Soberón Garrido el pasado 11 de agosto en el que le pidió paralizar la erradicación que realizaba el Ministerio del Interior en la localidad de La Vega, en el Alto Huallaga, tal como lo publicó El Comercio en la edición de ayer. Esta solicitud se concretó, según el comentario que el jefe de Devida hizo en el correo citado: “No siempre podré detener dichas acciones [de erradicación de coca]”.

Andrés Luján dijo ayer: “Sí, yo le envíe [un mensaje de texto] por la erradicación en el Huallaga. Por eso quería tener nexos, quería conversar con alguien del gobierno y como él [Soberón] ya estaba en el gobierno, por eso le envíe [el mensaje]”. En otro momento, el dirigente cocalero también cuestionó al jefe del Corah, general PNP ® Juan Zárate Gambini, tal como lo hizo Soberón en el correo del pasado 12 de agosto.