Mercedes Aráoz: "No tengo Cataños en mi vida ni audios raros escondidos"

La candidata a la presidencia por el Apra confesó que “Alan García”: la convenció para que aceptara el reto: “Me dijo que teníamos muchas posibilidades de ganar”

Mercedes Aráoz: "No tengo Cataños en mi vida ni audios raros escondidos"

Por Milagros Leiva Gálvez

Dice que su novio le dijo: “Anda y cumple tu deber”. Dice que su hija la apoyó al mil por ciento. Si todo sale como está planificado, Velásquez Quesquén será su jefe de campaña y serán los viejos apristas quienes la preparen en oratoria y la blinden contestando a los contrincantes. Mercedes Aráoz dice que celebrará sus 50 años bailando en Palacio y que será ella y no Keiko Fujimori la primera mujer en asumir la Presidencia del Perú. Divorciada, madre de una hija y novia a punto de casarse, la economista favorita de Alan García sale a ganar.
 
El 6 de junio El Comercio publicó que usted y Velásquez Quesquén celebraron en Olmos su candidatura. ¿Por qué demoraron tanto el anuncio?
Noooooooo, en Olmos celebramos un proyecto primordial. 

¿Cómo fue convencida?
Fue un proceso largo, Javier Velásquez, Jorge del Castillo, Mauricio Mulder y el propio presidente fueron las personas que estuvieron conversando conmigo todo este tiempo.

Pero fue García el de la cereza…
Nada puede pasar en el Partido Aprista si no es conversado con el presidente García, además yo valoro mucho su opinión. Él me convenció, me dijo que había muchas posibilidades de ganar y que podíamos llevar a cabo una segunda etapa para pulir y mejorar las políticas de crecimiento.

¿Dudó mucho en aceptar?
¡Claro que dudé! Aceptar ser candidata significaba un sacrificio personal muy grande. No es agradable que te inventen historias o te hagan falsas acusaciones.

En la primera propuesta Velásquez era el candidato y usted la vicepresidenta, ¿qué pasó?
No hubo tal propuesta, pero sí le dije que si él era candidato, yo lo apoyaba en el plan de gobierno con los técnicos. Yo feliz.

Dicen que todo cambió con cinco encuestas…
Hubo estudios de opinión que fueron fundamentales.
 
La están usando…
No.

Toledo le ha dicho que usted es la locomotora que jala todo el tren de los ‘compañeros’…
Ni vagón ni locomotora ni nada, hay un convencimiento claro de que vamos a ganar la presidencia para continuar con la obra iniciada. Los otros candidatos están asustados porque soy una persona que puede hacer posible que el Perú continúe en la ruta de crecimiento. Yo sé que puedo distribuir mejor el ingreso y ofrezco contar con un equipo técnico de primer nivel. Imagino que eso los tiene inquietos.

Al margen de la seducción de Alan y los ‘compañeros’, ¿por qué quiere ser presidenta?
Tengo una capacidad de convocatoria y técnica que me permite trabajar y llegar a ser operativa para trabajar por logros medibles. Ese es mi trabajo, sé que puedo hacerlo, que podemos soñar por eso y finalmente ese era el sueño de Haya de la Torre, la justicia social generando riqueza y distribuyéndola. Yo no nací para ser atendida, yo nací para servir.

¿Cuánto sabe usted de Haya de la Torre y del Apra?
No voy a mentir diciendo que soy aprista de nacimiento, no voy a engañar. Lo que me gusta de Haya de la Torre es que luchaba por los trabajadores, por los jóvenes, y yo creo en eso. Nosotros hemos reducido la pobreza de 38% a 24% en estos cuatro años. Toledo no lo hizo, la diferencia es que él cree en el ‘chorreo’, yo creo en la inclusión.

¿Toledo no hizo nada?
Mire las cifras, obviamente no puedo negar que hizo importantes reformas…

Para empezar les dejó el TLC listo para el gol.
Yo participé en el proceso y fue un supertrabajo y al final se logró, pero Toledo no hizo énfasis en la política social. Creó Juntos, pero llegaba a cuarenta mil personas, ahora está en más de cuatrocientas mil. Es un buen candidato y me encantará debatir con él.

Toledo dice que él no tiene las manos manchadas de sangre, le ha recordado Bagua.
Si Toledo me recuerda Bagua, yo le recuerdo Ilave, el ‘arequipazo’.

Yehude Simon piensa que a usted solo le interesa su éxito…
Me da pena decirlo, pero quien no sabe trabajar en equipo es Yehude. Si cuando él fue mi jefe pensó que era tan mala, debió sacarme. ¿Por qué no lo hizo? Ahora habla porque es candidato y yo su rival. Él representa a esa izquierda que quiere echarle la culpa a quienes creemos en la política social del mercado, me quiere como chivo expiatorio. Y que quede claro, el presidente del Consejo de Ministros era él, quien hablaba con los nativos era él, no yo.

¿Suscribe la filosofía del perro del hortelano de Alan García?
Algunos grupos han querido jugar al perro del hortelano y no dejan avanzar, en el terreno forestal sobre todo, hay gente a quien le conviene tener un sistema desordenado de las concesiones forestales. No se trata de entregar la selva a los empresarios, lo que se tiene que hacer es ordenar lo que existe. Yo quiero que la selva sea explotada adecuadamente, que sean concesionarios responsables los que manejen la sostenibilidad del bosque.

¿Cómo así la ministra favorita de Alan no pudo convencerlo de manejar mejor la situación? Se pudo evitar 34 muertos…
Quien coordinaba y dialogaba con los nativos era Simon. A mí toda esta operación me pareció dolorosa, yo no sabía los detalles.

Si usted es presidenta, tendrá huelgas de ese tipo y tendrá que tomar decisiones…
Yo evitaré llegar a esos niveles Dios mediante, en los últimos meses hay mejor manejo de los conflictos sociales y ya se puede prevenir antes que lamentar.

¿Alan le permitirá gobernar? Él quiere dejar el terreno abonado para regresar en el 2016…
Si es así, lo que querrá es un país con más logros, para seguir añadiendo aun más éxitos. Alan García quiere que en el 2021 podamos decir que el Perú es un país desarrollado. Si gano las elecciones, yo seré quien gobierne, él  será un gran consejero político, tiene mucha habilidad.

Entonces cuando usted se levante llamará a García…
No, pues, así no se hacen las cosas. Yo tendré mi autonomía, pero en temas difíciles será un honor tenerlo de mi lado.

¿Pero cómo va a poder manejarse con los apristas? Esto recién empieza…
No exageres tampoco, y cómo se administra el Partido Aprista es problema del partido, yo voy a administrar el país. Yo quiero ser presidenta del Perú, no del Apra.

Velásquez ya le puso freno de mano, acaba de decir que usted puede opinar en el tema de la plancha, pero que no decidirá…
No, tampoco lo ha dicho así, es cierto que yo no puedo tomar una decisión aislada del partido, pero no soy un títere del Apra.

Qué dirá Alejandro Toledo, ¿no? Él la descubrió, pero nadie sabe para quien trabaja…
Ja, ja, ja. Toledo no me descubrió, en todo caso fue Alfredo Ferrero quien me llamó para ser equipo del TLC. A Toledo lo conozco desde hace veinte años, lo conocí en la universidad. Y lo respeto mucho; es más, cuando sea presidenta, espero contar con él.

Del Castillo la llevó al Gabinete y usted se despidió del Ejecutivo con Velásquez Quesquén. ¿Con quién se queda?
A los dos les tengo mucho aprecio, mi coordinación directa actual es con los dos.

O sea que usted es doña Flor y sus dos maridos…
Ja, ja, ja, son mis dos grandes amigos, los respeto y quiero.

Me sorprende su capacidad para ocultar lo obvio. Velásquez será su vicepresidente.
No, no es así.

Del Castillo está muerto, incluso en las encuestas está jalado en el tema de corrupción.
Deja que los cerebros del Apra decidan, pues. También está en la balota Mauricio Mulder, ya veremos quién va en la plancha.

¿Usted quiere jalar a Enrique Vásquez, Gustavo Yamada y a otros colegas de la Universidad del Pacífico?
Sí, sería fantástico. Son gente con la que uno puede gobernar con tranquilidad, como Chela Fernández de Baca.

¿Castañeda estará con insomnio por su culpa?
Él es un candidato de cuidado y creo que no hay que despreciar a nadie. Todos merecen respeto.

Keiko era la única mujer y usted le malogra la fiesta…
Me encanta que en el foro anticorrupción haya hecho un mea culpa, ha dicho que tienen una deuda con el Perú. Me parece bien que quiera reivindicarse.

¿Cuál es su tendencia?
Soy de centro social. Yo no creo en que el Estado deba desaparecer. El mercado no funciona por milagros, sino con reglas claras y con un grado de intervención del Estado que permita atender las necesidades de los humildes.

¿Teme a Humala o ya fue?
No comparto sus ideas, pero lo respeto, no hay rival pequeño.

En una segunda vuelta llegan Keiko y usted, ¿qué pasará?
Yo le diría a la gente que garantizo un país democrático que respetará los derechos humanos y sociales, diría que soy una candidata con capacidad de gestión.

¿Y dónde deja a PPK?
A PPK lo quiero en mi equipo, sería extraordinario, lo admiro y respeto. Lourdes Flores también tiene cualidades muy grandes, pero ya tomó sus decisiones personales y hay que respetarla.

¿Llamaría a Lourdes para que integrara su Gabinete?
¿Y por qué no? Es una persona que puede trabajar muy bien.

¿Y a Del Castillo?
¿Y por qué no? Espero que sus temas judiciales se aclaren pronto.

¿No le preocupa que esté involucrado en los ‘petroaudios’?
Es un escándalo, es cierto. Yo combato la corrupción y todo debe resolverse a nivel judicial. Los ‘petroaudios’ es una confusión por todos lados, y si Jorge estuviera involucrado no permitiré que esté en el Gabinete.

¿Pero cómo puede garantizar que investigará al gobierno de García si usted fue parte de él?
Yo no tengo problemas en auditar, yo misma he botado a gente que trabajaba bajo mi cargo que se portó mal. Si hay temas de corrupción, se denuncia. Yo no tapo a los corruptos. Si después de investigaciones caen amigos apristas, lo lamento.

¿Con qué fortuna se presenta?
Yo tengo un departamento en Magdalena que está en proceso de venta y me acabo de comprar un departamento en Miraflores que me ha costado 300 mil dólares más o menos y que lo pagaré en 25 años. También tengo un auto que sigo pagando. Hoy vivo de ser asesora del presidente García, de mis clases en la universidad y de dar conferencias. Soy una mujer que se gana los frejoles sin ensuciarse las manos. Mis cuentas estan aquí en el Perú.

¿La podemos parar de cabeza y no encontraremos nada raro?
Nada. No tengo Cataños en mi vida ni audios raros, nada escondido. Soy como toda mujer peruana, he trabajado duro, tengo una hija a quien adoro, soy divorciada, estoy de novia, he tenido mis altas y mis bajas como todos.

¿Qué le dijo Alan en el café?
De todo, me ha dado consejos estratégicos en comunicación. Es un político que tiene una habilidad impresionante.

Ojalá no la sale. Él quería que ganara Lourdes Flores como alcaldesa y mire lo que le pasó.
Bueno, nada de malos agüeros, mi meta es llegar a Palacio, tengo los temores naturales y eso es bueno porque si no pecaría de soberbia, pero ya llegó el tiempo de la mujer. Yo he sido la primera peruana en ser ministra de Economía y demostré que sí podía asumir ese cargo aun cuando muchos lo dudaron, ahora quiero hacer historia llegando a la presidencia. Las mujeres hemos demostrado hace rato que sí sabemos hacer las cosas.