Ministro de Defensa: “No hay negociación posible con ‘Artemio’”

Daniel Mora dijo que la captura del líder senderista, al que pidió entregarse y deponer las armas, “es inminente” y cuestión de tiempo

El ministro de Defensa, Daniel Mora, habla sobre \'Artemio\'. (Foto: Archivo El Comercio-Reuters / Video: Panamericana TV)

El Gobierno no negociará con ‘Artemio’, líder de Sendero Luminoso en el Alto Huallaga, lo único que le queda es someterse a la justicia. A esa conclusión llegó esta mañana el ministro de Defensa, Daniel Mora, al pronunciarse sobre el pedido de “tregua militar” y la búsqueda de una “solución política” que ha propuesto el cabecilla terrorista.

A consideración de Mora Zevallos, ‘Artemio’ tendría un “juicio justo” por los delitos cometidos. En este punto, el funcionario lo calificó como “secuestrador, extorsionador, criminal, terrorista, usa al narcotráfico como base para sus operaciones y pone niños como escudos para sus emboscadas”.

“No hay negociación posible con el estado, es mi opinión. Si quiere dejar las armas, que se entregue, hay diversas leyes que lo permiten, que entregue las armas y se someta a la justicia”, exhortó el ministro.

Aclaró además que en este caso “no hay nada político e ideológico”, pues se trata de delitos que deben ser juzgados como tales.

“SU CAPTURA ES INMINENTE”
En el noticiero de TV “Buenos días Perú”, Mora afirmó que el ejército sabe por dónde se mueve generalmente el senderista, por lo que “se siente acorralado” y sabe que “su captura es inminente”, cuestión de tiempo.

En base a informes, sostuvo que en estos momentos ‘Artemio’ plantea nuevamente una tregua –como ya lo ha hecho en otras ocasiones-, porque en esta época navideña en la que extraña a sus hijas –ellas le mandan regalos-, él siente una “gran depresión”.

“Creo que lo mejor para ‘Artemio’ y su familia es que él se entregue, se ponga a derecho, deje las armas y creo que todos tranquilos”, insistió el titular de Defensa, quien comentó también que hasta la Embajada de Estados Unidos estaría dando una recompensa de US$5 millones por el subversivo.