Ministro de Justicia bajó el tono al conflicto entre el Gobierno y el TC con un almuerzo

García Toma anunció que el Ejecutivo no presentará ningún proyecto para delimitar el TC. En la mesa también se encontraba Aurelio Pastor

En medio de un conflicto de poderes entre el Gobierno y el Tribunal Constitucional (TC) por la restitución del arancel al cemento, el ministro de Justicia, Víctor García Toma, le bajó el tono a la discusión al celebrar un almuerzo con los integrantes de dicho organismo en un conocido restaurant del Cercado de Lima.

Minutos antes, García Toma sostuvo que no es conveniente ni necesario delimitar las funciones del TC, tal como lo había afirmado el presidente del Consejo de Ministros, Javier Velásquez Quesquén.

Ante ello, refirió que el Ejecutivo no presentará ningún proyecto sobre delimitación pese a la preocupación por algunos fallos.

Sin embargo, anunció que su portafolio brindará cualquier tipo de información de orden técnico, para aquellas bancadas incluso la Célula Parlamentaria Aprista, que presenten iniciativas sobre la delimitación del TC, tal como lo consigna la agencia estatal Andina.

García Toma, ex miembro del TC, almorzó en el Manhattan, con el presidente del TC, Juan Vergara; el vicepresidente de la institución, Carlos Mesía; y el integrante Ernesto Álvarez. También estuvo presente en la mesa el ex ministro de Justicia, Aurelio Pastor.

TAMBIÉN MERCEDES ARÁOZ
En una mesa aparte se encontraba la ministra de Economía y Finanzas, Mercedes Aráoz, a quien Mesía cuestionó por no atender al TC sobre el problema del arancel.

Según los comensales, el almuerzo obedeció a la presentación de un libro sobre el Tribunal Constitucional.