Ministro Pastor insiste en justificar indulto a Crousillat, pese a duda presidencial

Titular de Justicia dijo en el Congreso que existió “un pronóstico de muerte súbita”

Insiste. El ministro Pastor podría enfrentar una interpelación del Congreso por el cuestionado indulto a Crousillat.

El ministro de Justicia, Aurelio Pastor, insistió hoy en justificar los argumentos de la Comisión de Indultos, adscrita a su portafolio, para recomendar el indulto que fue otorgado al ex empresario de televisión José Enrique Crousillat. Lo hizo ante el pleno del Congreso durante la estación de preguntas al gabinete.

La postura de Pastor resulta poco comprensible, teniendo en cuenta que el presidente Alan García ya dijo ayer que de encontrarse irregularidades en el referido expediente, el beneficio será revocado, dejando así abierta la posibilidad de que se pudo haber incurrido en un error.

Durante su intervención Pastor hizo referencia a un “pronóstico de muerte súbita” derivado de los exámenes practicados a Crousillat y que fueron tomados en cuenta en el expediente de indulto.

En todo caso reiteró que la decisión presidencial se basó en dos aspectos: toda la información sobre el estado de salud del ex empresario y sus 77 años de edad, “motivaciones suficientes para la recomendación (del indulto) por razones humanitarias, la misma que fue firmada por el presidente de dicha comisión Miguel Facundo Chinguel”.

Sin embargo, el médico Félix Revilla Manchego, uno de los consultados por la comisión de indultos, ha dicho que en su informe nunca se habló de un peligro de muerte. Todo lo contrario, se dijo que estaba “clínicamente estable”.

No obstante, el presidente del Consejo de Ministros, Javier Velásquez Quesquén, señaló que respalda a su ministro y que no hablará de responsabilidades políticas hasta no conocer los resultados del peritaje que se hará a todos los exámenes practicados a Crousillat, según lo ha dispuesto el mandatario.