Ministro de Salud respondió a Cipriani que "la caridad empieza por casa" tras críticas a distribución de condones

En su última homilía el cardenal responsabilizó a Óscar Ugarte de promover el libertinaje y el abuso sexual con la repartición de 18 millones de preservativos

El ministro de Salud, Óscar Ugarte, se pronunció hoy sobre las críticas que le lanzó el cardenal Juan Luis Cipriani durante su homilía del último domingo.

“Quien tiene la responsabilidad de cuidar por la salud prefiere ir por otro camino: ‘voy a regalar preservativos, 18 millones, no voy a educar a la juventud, no voy a educar a los padres de familia, no voy a educar a esa opinión pública, voy a regalar para que haya más libertinaje, más abuso sexual’”, afirmó la máxima autoridad de la Iglesia Católica.

Hoy Ugarte evitó el enfrentamiento verbal con Cipriani y se limitó a señalar que la distribución de preservativos no es una iniciativa personal, sino parte de una política de salud pública.

“Hay que prevenir embarazos no deseados, 13% de adolescentes tienen o han tenido un embarazo, además necesitamos prevenir enfermedades de transmisión sexual, como el sida, y una buena forma de prevenir es el uso de condones”, señaló Ugarte.

Agregó que no desea responder acusaciones y se limitó a decir: “Mi única recomendación al Cardenal es que la caridad empieza por casa”.

NO ES LA PRIMERA VEZ
Esta no es la primera vez que Cipriani cuestiona la gestión de Ugarte. En marzo último consideró que el titular de Salud debe irse a su casa, toda vez que “un ministro que se dedica a distribuir pastillas (Anticoncepción Oral de Emergencia) para matar a los embriones, no es un ministro de Salud”.