Morales Bermúdez pidió al PJ desestimar pedido de extradición a Argentina

El ex mandatario de facto reiteró que la deportación de 13 opositores de su gobierno en 1978 no se realizó en el marco del Plan Cóndor

Morales Bermúdez pidió al PJ desestimar pedido de extradición a Argentina

El ex presidente de facto Francisco Morales Bermúdez se presentó hoy ante la Sala Penal Permanentes de la Corte Suprema. Aquí le pidió al tribunal que declare improcedente el pedido de extradición en su contra formulado por el juez argentino, Norberto Oyarbide, quien vinculó la deportación de 13 opositores del gobierno militar al Plan Cóndor.

A su salida del juzgado, Morales Bermúdez reiteró que nuestro país no fue parte del Plan Cóndor y dijo que confía en que el Poder Judicial va a desestimar la solicitud del magistrado Oyarbide. “Es mi esperanza que así sea”, declaró a la prensa.

El abogado del militar en retiro, José Caro John, sostuvo que el trasladó a Argentina de 13 opositores del gobierno de facto en 1978 no constituyó un delito de lesa humanidad.

“Fue una medida drástica, poco grata, pero temporal. Esas personas volvieron e incluso cuatro de ellos formaron parte de la Asamblea Constituyente de entonces. No estamos ante una práctica de lesa humanidad. Por consiguiente, esa extradición nosotros la consideramos que no tiene sentido”, manifestó.

EL PEDIDO DE EXTRADICCIÓN
A inicios de febrero, el juez federal argentino Norberto Oyarbide pidió a la Cancillería argentina la solicitud de detención “provisoria y preventiva” con fines de extradición del ex mandatario, de 90 años, por el presunto secuestro y traslado de opositores a Jujuy.

En su pedido, el magistrado indica que esta acción se desarrolló en el marco del Plan Cóndor, que consistía en operación represivas coordinadas entre los servicios de inteligencia de las dictaduras de la región en los años 70 y 80, entre ellas las de Brasil, Chile, Argentina, Paraguay, Bolivia y Uruguay contra sus opositores internos.

Según explicó anteriormente Morales Bermúdez, no hubo un secuestro sino una deportación a Argentina de un grupo de políticos peruanos que estaban alterando el orden público, en momentos que su régimen preparaba la transición democrática.