Nacionalistas niegan ofrecer favores a otras bancadas por sanciones

El presidente del Congreso, Javier Velásquez Quesquén, dijo que los siete legisladores humalistas se encuentran bien suspendidos

El Partido Nacionalista negó que esté ofreciendo favores a otras bancadas a fin de que le levanten la suspensión de 120 días, sin goce de haber, a siete congresistas de su agrupación, acusados de impedir el normal funcionamiento del Congreso. El vocero de dicha bancada, Freddy Otárola, reconoció, no obstante, que existen conversaciones con otros grupos "pero sin ofrecimientos de por medio". Otaróla rechazó la versión según la cual el nacionalismo le habría ofrecido a los fujimoristas blindar una acusación a los legisladores Carlos Raffo y Cecilia Chacón a cambio de apoyar el levantamiento de la sanción a los nacionalistas. “Jamás nos han propuesto y jamás aceptaríamos. Eso sería negociado y nos pondría a la altura de un Congreso manejado por (Vladimiro) Montesinos)”, señaló Otárola a elcomercio.com.pe. Los congresistas nacionalistas suspendidos son Nancy Obregón, María Sumire, Hilaria Supa, Janeth Cajahuanca, Juana Huancahuari, Rafael Vásquez y Cayo Galindo por bloquear el desarrollo del pleno al exigir la derogación de los decretos legislativos 1064 y 1090. El Partido Nacionalista argumenta que al cristalizarse la derogación de las polémicas normas, el Parlamento debería proceder a anular la sanción a sus parlamentarios, con el fin de brindar tranquilidad al país. *SANCIÓN EJEMPLAR* Al respecto, el presidente del Congreso, Javier Velásquez Quesquén, indicó que la sanción contra los legisladores humalistas es justa por “tomar por primera vez en la historia las instalaciones del Congreso e impedir su funcionamiento”. “El Apra durante 180 años también ha hecho oposición pero nunca se tiene registro que tomo las sanciones del Parlamento. Es un hecho grave que merece una sanción de esa dimensión”, indicó tras asistir a la vivienda de Fernando Andrade para expresarle las condolencias por el fallecimiento de su hermano y ex alcalde de Lima, Alberto Andrade.