Nadine Heredia viajará a Roma y París por el Día Mundial de la Alimentación

Esposa del mandatario promoverá el consumo de la quinua. En París se reunirá con la portavoz del gobierno francés Najat Valluad-Belkacem

Nadine Heredia viajará a Roma y París por el Día Mundial de la Alimentación

La esposa del presidente Ollanta Humala, Nadine Heredia, ofrecerá mañana miércoles en Roma la exposición principal de las actividades del XXXIII Día Mundial de la Alimentación, organizadas en Roma por la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO), según informó la embajada peruana en Italia a la agencia EFE.

Heredia participará en actividades que comienzan mañana en Roma y terminan el viernes en París, en las que, además de la peruana, embajadora especial de la FAO, estarán presentes 194 representantes de países invitados por esta organización específica de las Naciones Unidas, con sede en la capital italiana.

Heredia es durante este año, como embajadora especial en el Año Internacional de la Quinua, abanderada ante la comunidad mundial en la batalla contra la inseguridad alimentaria y la movilización social para erradicar el hambre a través de la difusión de este alimento.

“El Perú es uno de los mayores productores de quinua en el mundo y viene implementando políticas que permitan incrementar su cultivo para contribuir a llevar este gran alimento a la mesa de quienes necesitan especialmente productos nutritivos para combatir la malnutrición”, explicó Heredia a EFE.

TAMBIÉN PARÍS
Durante su estancia en Italia, la esposa de Humala mantendrá una reunión privada con el director general de la FAO, José Graziano Da Silvia.

Asimismo, será recibida en audiencia por el secretario para las Relaciones con los Estados del Estado Vaticano, monseñor Dominique Mamberti.

En el último día de los actos organizados por la FAO, el viernes 16 en París, está previsto que Heredia se entreviste con la Ministra de los Derechos de la Mujer y Portavoz del Gobierno Francés, Najat Valluad-Belkacem.

Actualmente la canciller Eda Rivas enfrenta un pedido de censura por el viaje del mandatario a París, donde se reunió con su homólogo Francois Hollande. Esto debido a que solo tenía autorización del Congreso para viajar a Tailandia e Indonesia.