Ni con los suspendidos se hubiera podido censurar a Simon y Cabanillas

Afirmó el legislador suspendido Cayo Galindo, quien no se arrepiente de su situación. El Apra igual buscaría “prebendas” con otros partidos, dijo

Cayo Galindo, uno de los siete congresistas suspendidos del Partido Nacionalista, dijo no arrepentirse de la sanción de la que fue objeto y anunció la presentación de una denuncia constitucional contra el presidente del Congreso, Javier Velásquez Quesquén. En declaraciones a *elcomercio.com.pe*, Galindo manifestó que aún con la presencia de los siete parlamentarios humalistas sancionados, el primer ministro, Yehude Simon, y la ministra del Interior, Mercedes Cabanillas, hubieran salido airosos en la votación "sobre su censura":http://www.elcomercio.com.pe/noticia/307738/se-salvan-simon-cabanillas-mocion-censura-no-logro-votos-necesarios-congreso, puesto que el Apra igual buscaría “prebendas” con los otros partidos políticos. “En el discernimiento y la arbitrariedad de separar a siete radica el cálculo político del Apra. Si suspendían a todos los que deberían, es decir 18, el Apra hubiera cometido una violación flagrante del estado de Derecho. Por ello, prefirieron sancionar a siete”, opinó Galindo. Galindo Sandoval reconoció que su acción de interrumpir el funcionamiento de una sesión del pleno, merecía una sanción, pero reiteró que la Mesa Directiva, en la figura de Velásquez Quesquén, no respetó el debido proceso al no permitirle brindar sus descargos. Por ello, adelanto que la bancada humalista presentará una acusación constitucional contra el titular de la Mesa Directiva por “violentar el Estado de Derecho”. La oposición obtuvo 56 y 55 votos en la votación para censurar a Simon y Cabanillas, respectivamente, faltándole un mínimo de seis votos a su objetivo, puesto que 61 es el número legal requerido. Los voceros de oposición lamentaron la falta de los siete congresistas nacionalistas al considerar que con sus concursos la censura hubiera sido posible.