No hubo acuerdos en Cajamarca: se agudiza tensión por Conga

Presidente Humala declaró estado de emergencia en cuatro provincias. No prosperó diálogo entre Ejecutivo y dirigentes locales

No hubo acuerdos en Cajamarca: se agudiza tensión por Conga

WILFREDO SANDOVAL

El presidente de la República, Ollanta Humala, declaró anoche estado de emergencia en las provincias de Cajamarca, Celendín, Hualgayoc y Contumazá, ya que el diálogo entre el Ejecutivo y los dirigentes locales no logró alcanzar acuerdos mínimos con respecto a la protesta de la población contra el proyecto minero Conga de la empresa Yanacocha.

“Representantes de la Iglesia Católica e instituciones como la Defensoría del Pueblo han agotado hoy [ayer] todos los caminos a fin de establecer el diálogo”, señaló.

“La intransigencia de un sector de dirigentes locales y regionales se ha puesto nuevamente de manifiesto. No se ha logrado alcanzar acuerdos mínimos que permitan que se restablezcan los servicios públicos a los que tiene derecho Cajamarca”, agregó.

El mandatario indicó que el estado de emergencia rige desde las 00:00 horas de hoy por un plazo de 60 días. De acuerdo con la ley, este régimen suspende la libertad de tránsito y de reunión, la inviolabilidad de domicilio y la libertad personal.

REACCIONES
En una conferencia de prensa, el presidente regional de Cajamarca, Gregorio Santos, recomendó a la población no caer en la provocación y que a partir de las 7 a.m. de hoy embanderen las viviendas y protestar con cualquier objeto desde las puertas de sus domicilios.

El presidente del Frente de Defensa Ambiental, Wilfredo Saavedra, añadió que los dirigentes han acordado suspender las movilizaciones en los próximos 60 días. Luego de este tiempo realizarán una gran marcha a favor del agua.

En tanto, El Comercio pudo observar que el desconcierto se apoderaba de los cajamarquinos después del pronunciamiento del presidente. Ante la falta de información sobre lo que significa un estado de emergencia, algunos pobladores no querían salir de sus hogares por temor a ser detenidos.

REUNIÓN SIN ÉXITO
El anuncio del presidente Humala fue precedido por el del primer ministro Salomón Lerner, quien lideró durante más de 8 horas la reunión entre autoridades de Cajamarca con el Ejecutivo y representantes de la sociedad civil.

De acuerdo con la Presidencia del Consejo de Ministros, los dirigentes se habían comprometido a deponer las protestas pero al momento de firmar el acta de acuerdos, estos alegaron que debían primero consultarlo a sus bases.

Ante esto, Lerner lamentó que un grupo minoritario de dirigentes no cuente con liderazgo claro pero que se tendría que dar pase a imponer el orden público.

Según los dirigentes presentes en la reunión, ellos pidieron un plazo de 24 horas para poder consultar con los campesinos apostados en las lagunas sobre esta decisión pero que esta se les fue negada.

Se conoció que el debate mantuvo calma salvo cuando los dirigentes exigieron que la maquinaria de Yanacocha se retirara de las zonas del proyecto Conga. Ante esto, actores de la sociedad civil se comprometieron a gestionar estas acciones con la minera.

En la reunión que comenzó al mediodía participaron más de 60 representantes de Cajamarca. Los ministros presentes fueron del Interior, Óscar Valdés; de Trabajo, Rudecindo Vega; de Vivienda, René Cornejo; la de Desarrollo e Inclusión Social, Carolina Trivelli; la viceministra de minas, Susana Vilca, y el viceministro de Orden Interno, Alberto Otárola.

Además fueron invitados funcionarios de la Defensoría del Pueblo, el presidente de la Conferencia Episcopal Peruana, monseñor Miguel Cabrejos, y el obispo de Cajamarca, Carmelo Martínez.