Ollanta Humala: “Corruptos y traidores no deben ser vinculados de nuevo con el Ejército”

El presidente también dijo que su Gobierno mantendrá y avanzará con su compromiso por consolidar el proceso de modernización de las Fuerzas Armadas

Ollanta Humala: “Corruptos y traidores no deben ser vinculados de nuevo con el Ejército”

El presidente de la República, Ollanta Humala, sostuvo hoy que el alto mando del Ejército no debe permitir que los que dañaron a la institución con actos de corrupción o traición sean vinculados nuevamente a ella.

“Corresponde al alto mando institucional tomar las medidas necesarios para tener vigente la memoria institucional, no solo de nuestro origen sino también de las coyunturas difíciles que nos tocó vivir en las últimas décadas. No debemos permitir que personas uniformadas o no que dañaron la imagen de la institución con actos de corrupción o traición sean vinculados nuevamente a ella y menos promovidos por intereses subalternos”, manifestó.

En esa línea, dijo que esta responsabilidad es ineludible y le corresponde al alto mando militar hacerla cumplir y actuar con el ejemplo.

Humala Tasso hizo estas declaraciones luego de que se descubriera que el ex ministro de Defensa y congresista oficialista José Urquizo conoce a Óscar López Meneses, ex operador de la mafia de Vladimiro Montesinos. Además, el legislador contó que se reunió en un par de ocasiones con el tío del montesinista, el coronel EP Oswaldo Zapata.

El jefe de Estado también indicó que su Gobierno mantendrá y avanzará con su compromiso por consolidar el proceso de modernización de las Fuerzas Armadas.

Destacó el plan “ambicioso” de industrialización que ha iniciado el sector Defensa.

“Creemos que la principal arma para la seguridad, defensa y desarrollo siempre será el orden y en este caso nuestro soldados. Para tal fin continuaremos con los esfuerzos para mejorar y capacitar al personal militar”, acotó.

El presidente Humala participó en la ceremonia por el 189º Aniversario de la Batalla de Ayacucho y “Día del Ejército del Perú”.

La Batalla de Ayacucho fue el último gran enfrentamiento dentro de las campañas terrestres de las Guerras de Independencia Hispanoamericana. Esta batalla se desarrolló en la Pampa de la Quinua (Región Ayacucho), el 09 de diciembre de 1824.