Ollanta Humala: “García le debe su puesto de presidente a Toledo”

Señaló que los cables de Wikileaks revelan la “campaña sucia” que, según él, se orquestó en su contra en 2006

Ollanta Humala: “García le debe su puesto de presidente a Toledo”

El candidato presidencial de Gana Perú, Ollanta Humala, sostuvo esta mañana que los últimos cables diplomáticos de la embajada de Estados Unidos, filtrados por Wikileaks, revelan que la “campaña sucia” de la que, según él, fue víctima en el 2006, fue orquestada desde Palacio de Gobierno, cuando Alejandro Toledo estaba en el poder.

En diálogo con Radio Programas, Humala Tasso indicó que Alan García le debe su puesto de presidente de la República a Toledo Manrique, quien va por un segundo mandato por Perú Posible, y que hoy el líder de la chacana “le está cobrando este favor”.

“Hay un mal peruano que, aprovechando el poder que tenía como presidente, se salió del marco de la democracia y comenzó a tocar puertas de países como Estados Unidos para que intervengan en el Perú en contra de lo que querían los peruanos. Entonces, yo creo que el señor García le debe su puesto de presidente a Toledo, y ahora él le está cobrando ese favor. Por eso son esas reuniones entre ambos y luego salir a enfrentarse para que Toledo se venda como el opositor de este gobierno, cuando no es así”, aseguró el líder nacionalista.

“TOLEDO SIEMPRE NIEGA COSAS IMPORTANTES”
Además, el candidato de Gana Perú manifestó ante las declaraciones de Toledo Manrique en las que negó haber enviado a Fernando Rospigliosi a la embajada de EE.UU. para pedir frenar el avance electoral de Humala en el 2006 que el postulante de Perú Posible “suele negar las cosas importantes de su vida”, hasta que lo ponen contra la espada y la pared y no tiene otra opción que reconocerlas.

“(El cable) descalifica moralmente a Toledo. El autor intelectual de esta maniobra ahora dice que no lo conoce y fue una cuestión individual. Ahora la embajada es una bodega donde uno va a pedir harina, arroz, como cualquier cosa”, señaló.

En referencia a los cables dados a conocer hoy por El Comercio, en los que se señala que fue en cuatro oportunidades a la sede diplomática de EE.UU., Humala dijo que no tiene nada de malo haber tenido esas reuniones, ya que forma parte de su “trabajo político” y porque nunca pidió una intervención.

“He ido a casi todas las embajadas acreditadas. Pero cuando la embajadora me citó en su despacho y leyó el documento en referencia, se me caía la cara de vergüenza. El pueblo peruano ha sido ofendido, mancillado, utilizado como un trapeador”, acotó.