Omar Chehade se declaró inocente ante el fiscal de la Nación

“Ni siquiera conozco a los Wong, desconozco el lío de Andahuasi”, habría dicho. No obstante, el general Arteta dijo que fue Chehade quien introdujo el tema en la cena

Omar Chehade se declaró inocente ante el fiscal de la Nación

El congresista y segundo vicepresidente Omar Chehade aseguró al fiscal de la Nación, José Peláez Bardales, que nunca presionó a la Policía para que efectúe un desalojo de la cooperativa Andahuasi a favor del grupo Wong.

“Ni siquiera conozco a los Wong, a los Bustamente. ¿Usted sabe de qué trata ese proceso judicial?, porque yo no sé nada de eso, no conozco ese juicio, desconozco el lío de Andahuasi”, habría respondido Chehade a una de las 48 preguntas que le planteó el fiscal de la Nación, según informa hoy “La República”.

Las preguntas de Peláez apuntaron a conocer todos los detalles de la cena en el restaurante Brujas de Cachique, la convocatoria a los policías, los motivos de la reunión, los participantes y los temas de conversación.

Chehade insistió como ha dicho ante la Comisión de Ética en que fueron los generales Eduardo Arteta y Abel Gamarra quienes hablaron del caso Andahuasi, y que los demás participantes no intervinieron en ese tema.

“Yo, lo mismo que mi hermano y el señor Miguel León Barandarián solo escuchamos sin intervenir porque desconocíamos de qué se estaba hablando”, afirmó Chehade.

No obstante, el general Arteta se ha reafirmado en que fue Omar Chehade quien puso en tapete el tema de la azucarera Andahuasi y que el hermano de este, Miguel Chehade, preguntó incluso cuántos efectivos policiales se necesitaban para un desalojo en la empresa.

“(…) noté que había una relación de hermanos para tratar el tema de Andahuasi, era muy evidente. Tanto que en la cena Miguel Chehade quedó en irme a visitar y a los dos días fue a mi oficina…”, señaló Arteta en entrevista con El Comercio.

Arteta también ha aclarado que Chehade no lo presionó para realizar un desalojo.

LAS RAZONES DE LA CENA
Chehade también reiteró que la cena tuvo como objetivo agradecer al general Raúl Salazar por el apoyo en seguridad que le brindó ante de la segunda vuelta electoral.

E indicó que fue Salazar quien llevó a los otros dos oficiales (sin embargo el propio Salazar ha dicho que eso fue a sugerencia de Chehade).

El congresista también afirmó que no creía que su hermano Miguel y León Barandiarán hubieran visitado El Potao para alcanzarle una resolución judicial sobre Andahuai al general Arteta.

Además insistió en que Arteta tergiversa los motivos de la reunión porque está bastante mortificado al haber sido dado de baja en la Policía.

MÁS DATOS
El interrogatorio se realizó en el despacho del congresista, y el fiscal Peláez Bardales y su personal se retiraron sin hacer comentarios sobre la diligencia.

La investigación por presunto tráfico de influencias podría llevar otros dos meses, a la espera de información contable y del secreto de las comunicaciones.