Las ONG vinculadas a DD.HH. recibieron más de US$17 millones

Ello entre el 2006 y 2009. APCI reconoce que no tiene competencia legal para fiscalizar ONG, Aprodeh desmiente que cobren porcentajes de indemnizaciones

Las ONG vinculadas a DD.HH. recibieron más de US$17 millones

CARLOS NOVOA S
El Comercio

Las organizaciones no gubernamentales (ONG) vuelven a estar en la picota tras saberse que la Asociación Pro Derechos Humanos (Aprodeh) presentó una demanda contra el Estado por supuestas muertes extrajudiciales tras la operación Chavín de Huántar.

“Las ONG son asociaciones civiles regidas según el Código Civil, y funciones están comprendidos en sus estatutos”, dice Álvaro Carrillo Mayanga, director adjunto y encargado de la APCI (Agencia Peruana de Cooperación Internacional), organismo encargado de controlar a las ONG. Carrillo agregó que “bajo la denominación de ONG de derechos humanos, están comprendidas un conjunto amplio de entidades que trabajan en la promoción, defensa y educación en derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales”.

CIFRAS ALTAS
El congresista Alejandro Aguinaga (Fuerza 2011) explicó que la cooperación internacional anual es de 500 millones de dólares. Entre el 2006 y 2009, cinco ONG vinculadas a derechos humanos recibieron US$17 millones. “En el 2006, cuando presidía la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso, se dio una ley para regular el funcionamiento de las ONG que no tenían ningún control. Algunas están exoneradas de pagar impuestos lo que las convierte en socias del Estado. Para eso, deben inscribir su lista de proveedores, fuentes de financiamiento, planillas, relación de gastos y proyectos que manejan”.

Aguinaga agregó que las que no tienen beneficios tributarios porque no los pidieron, no están obligadas a presentar su estructura de gastos. “En los juicios contra el Estado, si ganan, el 40% de lo que el Estado indemniza a las víctimas va a las ONG”, comentó.

“Es falso. Las reparaciones económicas no se entregan a Aprodeh. El Estado le paga directamente a las víctimas. En algunos casos, son las costas judiciales; eso no es reparación. A nosotros nunca nos han dado ninguna reparación y tampoco le hemos planteado a los familiares que nos den un porcentaje, algo que podríamos haberlo planteado, pero nunca lo hemos hecho”, afirmó Francisco Soberón, director ejecutivo de Aprodeh.

“Aprodeh recibe dinero de la cooperación internacional hace treinta años. Siempre somos transparentes, presentamos nuestros informes a la Agencia Peruana de Cooperación Internacional, al Ministerio de Trabajo, de Justicia. Lo que recibimos anualmente varía. A veces, puede ser 400 mil dólares, pero nunca hemos recibido un millón de dólares”, añadió Soberón.

Entre el 2006 y el 2010, Aprodeh ejecutó un monto de más de un millón de dólares recibidos de organizaciones internacionales como el Open Society Institute, de Estados Unidos, vinculado a George Soros; el Ayuntamiento de Barcelona; Diakonia de Alemania; y la Fundación Interamericana. Por su parte, el Instituto de Defensa Legal ejecutó casi 9 millones y medio de dólares con aportes de entidades como la Fundación Ford, OSI Development Foundation, Diakonia, y organismos del Reino Unido, Canadá, Holanda, entre otros.

Agustín Haya de la Torre, ex secretario ejecutivo de APCI (2006-2008) explicó que “según la ley del 2006, APCI supervisa la ejecución del gasto de la cooperación internacional, gestionada por el Estado y usada y aplicada por las ONG. Luego, está la cooperación que consiguieron directamente las organizaciones de diferentes entidades internacionales de las que solo deben dar un informe de lo recibido como donación, pero no se puede supervisar el gasto”.

Haya de la Torre señaló que el ex primer ministro Salomón Lerner anunció, en su discurso inaugural, la reorganización de la APCI, y el gobierno –ahora con otro primer ministro– nombró a Félix Grández Moreno, quien viene de la Mesa de Concertación, para el cargo de director ejecutivo de APCI. “Se reorganiza una institución cuando no funciona; por eso, para mí, no tiene ni pies ni cabeza decir que se reorganizará APCI. No hay nada que pruebe que está desorganizada, salvo que el gobierno la haya desorganizado en estos cinco meses. Si se quiere hacer un cambio, debe hacerse a la ley del APCI, y eso se tiene que ver en el Congreso”, indicó.

NO SE DEBE GENERALIZAR
“Las ONG se quedan con un porcentaje de las indemnizaciones. Por eso, los derechos humanos, que son una causa noble, a veces se convierten en un negocio. Pero hay de todo: ONG buenas, regulares y malas. El tema es que deben regularse”, dijo el ex ministro de Defensa, Ántero Flores-Aráoz.

Flores-Aráoz explicó que, cuando se dio la ley en el 2006, las ONG acudieron al Tribunal Constitucional para cuestionar la norma, y el TC estableció que era constitucional que las ONG se registraran oficialmente, y dijeran cuáles son los proyectos y el financiamiento que tienen. “Pero no era constitucional que la APCI verifique si los gastos se hacen según lo mencionado. Es decir, no hay control”, aclaró.

En tanto, Carrillo precisó que la APCI cuenta con un registro de las entidades públicas y ONG que se presentan como receptoras de Cooperación Internacional No Reembolsable (CINR). “Deben presentar una declaración anual ante la APCI que comprende las fuentes de financiamiento de sus proyectos. Es información pública a la que se puede acceder mediante nuestro sitio web oficial. Cabe señalar que no todas las ONG se inscriben en este registro”, indicó.

Agregó que APCI fiscaliza en el marco de sus competencias legales. El control de las ONG excede las funciones de la APCI. Comprende la auditorías financieras y de gestión, así como las evaluaciones que realizan las fuentes de financiamiento, la supervisión que ejercen diferentes entidades públicas”.

LA FRASE
“Las ONG deben ser transparentes y rendir cuentas”.
ALEJANDRO AGUINAGA. CONGRESISTA POR FUERZA 2011

INFOGRAFÍA: LAS CIFRAS DE LA ONG