El Partido Aprista registró la mayor cantidad de incidencias de propaganda electoral prohibida

En tanto, de un total de 710 casos de publicidad indebida en todo el país, el 53% se realizó en lugares públicos, según informó el JNE

(Frecuencia Latina)

Un total de 710 casos de propaganda electoral prohibida reportó el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) en 22 regiones del país y de dicho total, el 53% se refiere a la realizada en predios públicos, afectando la neutralidad de las entidades estatales en el marco de las elecciones de octubre.

Según el ente electoral, entre las diez agrupaciones políticas que registran la mayor cantidad de incidencias se encuentran el Partido Aprista, (70 casos), Alianza Para el Progreso (48), Partido Democrático Somos Perú (41) y Fuerza 2011 (36).

Les siguen el Movimiento Político Regional Perú Libre (23), Cambio Radical (23), Restauración Nacional (16), Movimiento Regional Pan (16), Movimiento Independiente Trabajando para Todos (16) y Acción Popular (15).

REGIÓN LIMA CON LA MAYOR CANTIDAD DE CASOS
La mayoría de casos (157) de propaganda electoral prohibida se presentó en la región Lima, correspondiendo 123 a la provincia de Lima, 13 a Yauyos, 12 a Cañetes, entre otros.

Luego siguen otras regiones: Cusco (83), Junín (82), Pasco (53), Amazonas (39), Puno (39), Huancavelica (38), Ayacucho (31), La Libertad (30), Tumbes (23), Cajamarca (21), Piura (19), Ica (15), Callao (14), Loreto (13), Apurímac (12), Tacna (12), Lambayeque (11), Ancash (6), San Martín (5), Ucayali (4), Arequipa (3).

MÁS INFRACCIONES
En tanto, la Dirección Nacional de Fiscalización y Procesos Electorales del JNE registró al 9 de agosto 220 casos de propaganda en predios privados sin tener autorización escrita del propietario y 51 avisos en calzadas o aceras de la vía pública.

Se presentaron además otras infracciones frecuentes por la colocación de publicidad en colegios profesionales y centros de estudios, la deformación o destrucción de propaganda electoral permitida, pegado de carteles en zonas prohibidas, repartición de volantes con temas ofensivos y propaganda en iglesias.