Peláez descalifica al fiscal que autorizó una marcha en Cajamarca

El titular del Ministerio Público dijo que ningún ciudadano y mucho menos una autoridad puede pasar por alto este mandato constitucional

Peláez descalifica al fiscal que autorizó una marcha en Cajamarca

El fiscal de la Nación, José Peláez Bardales, cuestionó la actuación del representante del Ministerio Público en Cajamarca, Johnny Díaz Sosa, quien el jueves autorizó una marcha de protesta en el perímetro de la Plaza de Armas, a pesar del estado de emergencia decretado por el Gobierno.

“Yo creo que hubo una interpretación errónea del mandato constitucional”, sostuvo Peláez en diálogo con El Comercio.

Explicó que el estado de emergencia se dicta cuando hay una situación de perturbación de la paz y que en ese estado de excepción se suspenden algunos derechos como la libertad de reunión y de tránsito. “De ninguna manera puede permitirse la realización de una marcha, por más pacífica que esta sea”, comentó.

En clara alusión al presidente regional Gregorio Santos, quien encabezó la marcha, Peláez dijo que ningún ciudadano y mucho menos una autoridad puede pasar por alto este mandato constitucional.

El jueves, Johhny Díaz, fiscal de prevención del delito de Cajamarca, dio su visto bueno a una movilización de protesta convocada por los antimineros. Al ser cuestionado por la prensa, el fiscal argumentó que el estado de emergencia es de tipo facultativo y que la decisión de permitir o no una marcha le corresponde a la Policía Nacional.

Añadió que la manifestación encabezada por Santos era pacífica, motivo por el cual la avaló.

LE PEDIRÁ INFORME A FISCAL
Peláez se comunicará con la fiscal superior de Cajamarca para que esta le informe y le dé una explicación sobre la conducta de Díaz. No descartó que la Oficina de Control Interno del Ministerio Público inicie una investigación.

Mientras tanto, Cajamarca vivió ayer su día más tranquilo desde que se declaró el estado de emergencia, hace 10 días. Los comercios y las instituciones educativas realizaron sus actividades con total normalidad, bajo la supervisión de la policía,informó el enviado especial de El Comercio a Cajamarca, Rodrigo Rodrich.