El Perú denuncia ante la ONU el secuestro de niños a manos de terroristas

El ministro Jiménez también alertó sobre la explotación de mujeres para que den a luz a “futuros revolucionarios”, como dicen los senderistas

El Perú denuncia ante la ONU el secuestro de niños a manos de terroristas

El Perú denunció ayer ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) el secuestro de niños y mujeres a manos de los narcoterroristas de Sendero Luminoso que operan en la selva del valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE).

La denuncia la hizo el ministro de Justicia, Juan Jiménez Mayor, durante su presentación ante el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales del organismo internacional, cuya sede está en Ginebra (Suiza).

Según detalló la agencia Andina, Jiménez precisó: “En ciertas zonas de difícil acceso del Perú, existen niños que han sido secuestrados y obligados a usar armas, lo que está prohibido por la legislación internacional”.

También alertó sobre la explotación de mujeres para que den a luz a “futuros revolucionarios”, como dicen los terroristas.

Jiménez comentó que esta denuncia causó gran impresión en el seno de los comités donde expuso, por lo que expresó su confianza en que “esto genere el rechazo que toda la comunidad internacional debe tener con delincuentes que están haciendo este tipo de acciones”.

El titular de Justicia recordó también que el procurador antiterrorista, Julio Galindo, ha denunciado a los hermanos Quispe Palomino, cabecillas de Sendero Luminoso en el VRAE, por estos hechos ante la fiscalía de Ayacucho. Por las características de sus delitos, podrían recibir la cadena perpetua como condena.

El 24 de abril, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) sostuvo en un comunicado que Sendero viola la Convención de los Derechos del Niño por usar a menores en actos terroristas y de violencia armada.