Perú niega aislamiento y reconoce a Bolivia como la única "dificultad"

El canciller García Belaunde dijo que existiría un viejo rencor “antiperuano” del presidente boliviano Evo Morales

El canciller de la República, José Antonio García Belaunde, descartó hoy, jueves, que el Perú esté aislado de la región debido a que en el actual gobierno se han repontenciado las relaciones con todos los países vecinos, menos con Bolivia que es la única "dificultad". En declaraciones a RPP, García Belaunde indicó que con Ecuador existe una relación “extraordinaria”, con el hecho “inédito” de que los gabinetes ministeriales de ambos países se reúnen para evaluar las políticas de integración; con Colombia “las relaciones no pueden estar mejor”; mientras que con Brasil “acabamos de estar en (el Estado) de Acre, y le estamos dando mucha consistencia, mucho negocio” a la relación. "Con Colombia la relación no puede ser mejor, con Brasil le estamos dando mucha consistencia, con mucho negocio, mucha inversion, y con Chile tenemos este diferendo que debe estar canalizado en la Corte y que no debería contaminar los otros aspectos de la relación y no los está contaminando", añadió el canciller. "Teniendo esa relación que tenemos con otros países, con Estados Unidos, Europa, China, Japón, no se puede hablar de que el Perú está aislado o no tiene sino enemigos. Es injusto", agregó. El canciller hizo los comentarios un día después de que el líder nacionalista Ollanta Humala asegurara que el Perú está aislado, lo que se refleja, según él, en el acercamiento de Bolivia y Ecuador con Chile en momentos en que Lima tiene demandado a Santiago en la Corte de La Haya por los límites marítimos. BOLIVIA, UN CASO ESPECIAL Respecto a Bolivia, García Belaunde dijo: "Quizá la dificultad mayor que tenemos en la región es Bolivia, pero teniendo todas estas relaciones con todos estos países, no se puede hablar de que el Perú está aislado, o que solo tiene enemigos alrededor; creo que es injusto, hay una relación complicada de manejar, que es el caso de Bolivia, pero nada más”. El jefe de la diplomacia peruana también rechazó que se pretenda culpar al Perú del deterioro de las relaciones con Bolivia, cuando es el estado de una relación bilateral corresponde a dos. A su juicio, existiría un viejo rencor “antiperuano” del presidente Evo Morales, incluso desde cuando era diputado, y que ahora se traslada a las relaciones bilaterales. Dijo que por las vinculaciones históricas y culturales de Bolivia y el sur andino peruano, Morales pretende convertirse en el “representante” de esa parte del Perú, y eso lo lleva a constantes enfrentamientos con el gobierno de Lima. El pasado martes, el presidente Morales dijo que evalúa denunciar al Perú ante la Corte Internacional de Justicia, por la decisión de Lima de conceder asilo y refugio a tres ex ministros del derrocado ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada.