Pese a caída como alcalde, Castañeda sigue puntero con miras al 2011

En encuesta nacional urbana de El Comercio, elaborada por Ipsos Apoyo, líder de Solidaridad Nacional obtiene el 22%

Pese a caída como alcalde, Castañeda sigue puntero con miras al 2011

Mientras que en la víspera la encuesta nacional urbana de El Comercio reveló que la corrupción es el problema que más inquieta a los peruanos, hoy las cifras plantean nuevas preocupaciones: al 52% de los peruanos le interesa poco o nada la política y solo el 6% muestra mucho interés por ella.

De otra parte, un significativo 42% pide que el próximo gobierno efectúe cambios radicales al modelo económico. Sobre la intención de voto para los comicios presidenciales del 2011 el alcalde de Lima, Luis Castañeda cayó un punto porcentual con respecto a marzo, pero continúa a la cabeza con el 22% de las preferencias, escoltado por Keiko Fujimori (18% baja dos puntos), y Ollanta Humala (14% sube dos).

LAS PERSONAS DEBEN TOMAR UN MAYOR NIVEL DE PARTICIPACIÓN.
ENRIQUE BERNALES. CONSTITUCIONALISTA
“Los datos que proporciona la encuesta de Apoyo en cuanto al preocupante desinterés por la política desgraciadamente son un reflejo de la realidad nacional.

Muchas personas están objetivamente desencantadas o por lo menos escépticas respecto de las exigencias éticas, como por ejemplo la honestidad, la sinceridad y el compromiso de autenticidad de hacer política por la necesidad de servir. Pero lo que la gente ve es que hay políticos que, en vez de servir, se sirven de sus cargos para obtener beneficios individuales.

Por lo tanto, hay una percepción ética por parte de la población que, lamentablemente, muchos de los que están hoy en la política no ven o consideran de un modo superficial.

Sin embargo, la propia población desinteresada tiene que tomar conciencia de que existe una relación directamente proporcional entre el desinterés mayoritario y el abuso de la política por los malos políticos. En ese sentido, para cambiar la situación, las propias personas deben empezar a adquirir mayor nivel de control y participación.

Con respecto al desinterés en el interior del país, está claro que los gobiernos regionales han actuado por debajo de las expectativas. Por eso se hace necesario contar con gente capacitada y de mayor dinamismo para revertir esta situación.

NUESTRO PAÍS SUFRE LA FALTA DE LÍDERES SERIOS
CARLOS ADRIANZÉN. ECONOMISTA
“Los deseos del elector resultan lógicos. El modelo peruano —esa mezcla de retórica liberal y acciones económicas confusas— no produce milagros. No chorrea lo suficiente. Pero ¿qué es realmente el modelo peruano? ¿Y cuáles serían esos cambios moderados o radicales?

Muchos despistados repiten que un gobierno como el peruano —que desde mediados de los noventa reforma parcialmente y retrocede, que infla lo estatal sin reformar, que distorsiona el dólar cuanto puede, que obliga a votar, que no defiende la propiedad privada o que cede como piñata a toda forma de coerción— es uno de libre mercado.

Si el Perú fue alguna vez cercano a un modelo liberal, lo fue parcial y temporalmente. Nuestro modelo hoy tiene mucho por calibrarse hacia el mercado, la educación y el respeto a la propiedad. Pero cuidado. Quienes hablan hoy de cambios, cuando no ofrecen visiones demagógicas, envueltas de retórica rabiosa y radical, nos venden el no esfuerzo. La popular búsqueda de equidad. Es decir, menos crecimiento y más pobreza.

Parece que el elector quiere cambios. Parece que quiere demagogia y menos esfuerzos.

¡Qué tal falta de líderes serios sufre nuestro país!”