Piden que expertos supervisen contenidos sobre terrorismo

Informe de la CVR no será única fuente sobre el tema en los textos escolares. Advierten que profesores podrían dar una visión distorsionada

Piden que expertos supervisen contenidos sobre terrorismo

HÉCTOR VILLALOBOS
El Comercio

El anuncio de la ministra de Educación, Patricia Salas, de incluir en los libros escolares del 2013 la visión de la CVR sobre la etapa del terrorismo ha despertado reacciones a favor y en contra.

Al respecto, el miembro del Consejo Nacional de Educación, Hugo Díaz, opinó que hay otras fuentes que deberían utilizarse, como investigaciones de diversos organismos y medios de comunicación. “Si se quiere garantizar que los chicos reciban información real, objetiva y equilibrada, valdría la pena que el ministerio elabore ciertos lineamientos sobre cómo tratar esta información”, dijo. Esto coincide con lo expresado en la víspera por la ministra Salas, quien dijo que el documento de la CVR no será la única fuente utilizada.

Acerca de los cuestionamientos a ciertos términos empleados en el informe de la CVR para referirse al terrorismo, Díaz señaló: “No hay que ir ni a uno ni al otro extremo sino tratar de escribir la historia con mucha imparcialidad y objetividad”.

Advirtió que no solo hay que estar vigilantes a lo que dicen los textos sino también a lo que enseñan los profesores en las aulas. “Puede haber un texto muy bien planteado pero también podrían haber profesores que traten de transmitir a los estudiantes una historia distorsionada de los hechos ocurridos en el pasado”.

El ex viceministro de Gestión Pedagógica Idel Vexler dijo que este es un tema controversial en el que hay diferentes interpretaciones. Por lo tanto, propuso a la ministra nombrar a un equipo de prestigiosos educadores e historiadores quienes, tomando en cuenta el informe de la CVR y las observaciones de otros sectores, vea y elabore los contenidos pertinentes para los textos escolares.

“Si se usa el término ‘conflicto interno’ [para definir a la etapa terrorista] y hay un sector de la población que está en contra, lo mejor es que los textos los haga un equipo que tome las decisiones, que goce de gran credibilidad”.

Indicó que por más que se incluya el período del terrorismo en los textos, si los profesores no tratan el tema correctamente es poco lo que se logrará. Vexler aconsejó emplear en las clases videos, documentos, fotografías e invitar a las víctimas del terrorismo a dar sus testimonios en las aulas.

El experto en educación León Trahtemberg expresó que se está sobrestimando el aprendizaje de los alumnos a partir de lo que digan los textos escolares. “Si fuera por los textos escolares no tendríamos problemas de droga, promiscuidad sexual, contaminación ambiental”, manifestó.

“En la medida en que haya temas que son parte de una profunda discrepancia en el mundo adulto, no hay manera de llegar a los niños con una visión consensuada”, expresó. Trahtemberg indicó que el tratamiento en las aulas de aquellos temas en los cuales no hay un consenso en la sociedad dependerá de quién lo enseñe y cómo lo enseñe.

Anoche en el noticiero “90 segundos” el primer ministro Óscar Valdés Dancuart dijo que se deben buscar textos que digan la verdad de lo ocurrido”.

Sobre el informe de la CVR, comentó: “Es bastante completo, pero mucha gente presentaba cuadros desgarradores y hubo teatralización y cosas que sobredimensionaron la cantidad de damnificados y el rol de las FF.AA.”.

PARA TENER EN CUENTA
Cuestionamientos al informe
Subversivos y no terroristas
En el informe final de la Comisión de la Verdad se denomina a Sendero Luminoso y al MRTA ‘grupos guerrilleros’ o ‘subversivos’ y no lo que realmente son: terroristas.

Conflicto interno
El texto emplea el término ‘conflicto armado interno’ a la etapa criminal desatada por la violencia terrorista.

Partido político
La Comisión de la Verdad y Reconciliación denominó como ‘partido político’ a la organización terrorista Sendero Luminoso pese a que su ideología se basa en la matanza y los delitos de lesa humanidad.

Número de víctimas
La CVR señala que el número de víctimas del período 1980-2000 fue de 69.280, cifra que algunos ponen en duda.