Pleno del Congreso aprueba modernizar fábrica de armas del Ejército

Se utilizará inversión privada nacional y extranjera, siempre y cuando no provenga de países con los que existe conflicto latente con el Perú

(Andina).- El Pleno del Congreso, aprobó esta tarde por unanimidad la modificación de la ley de Fábrica de Armas y Municiones del Ejército (FAME SAC) para ampliar su capacidad como empresa y modernización tecnológica con inversión privada nacional y extranjera, siempre y cuando no provenga de países con los que existe conflicto latente con el Perú. Una nueva votación a pedido del presidente de la Comisión de Defensa Nacional, Orden Interno, Desarrollo Alternativo y Lucha Contra las Drogas, Luis Negreiros (PAP), de 72 votos a favor, tres en contra y cero abstenciones, la exoneró de una segunda votación y la dejó expedita para ser promulgada. Con la modificación, la FAME podrá efectuar actividades de comercialización, mantenimiento de sistemas de armas y municiones de guerra y de uso civil, la investigación y desarrollo tecnológico y actividades conexas para abastecer a las Fuerzas Armadas, la Policía Nacional del Perú y a los Comités de Autodefensa u otros organismos del Estado, de acuerdo con los objetivos aprobados por el Ministerio de Defensa. Negreiros Criado explicó que la propuesta plantea la modificación de la Ley de la Fábrica de Armas y Municiones del Ejército (FAME S.A.C) para ampliar sus actividades y objeto social. En ese sentido, dijo que dicha entidad quedaría expedita para efectuar la comercialización, desarrollo, fabricación, modificación, modernización, mantenimiento de sistemas de armas y municiones de guerra y de uso civil, así como productos afines a la actividad de la empresa, la investigación y desarrollo tecnológico y actividades conexas. Negreiros Criado explicó que el objeto social del proyecto es ampliar las actividades en concordancia con las capacidades y potencial de la infraestructura instalada que le permitirán desarrollar su producción actual de municiones de diferente calibre de armas, cohetes y otros. “El propósito es comprender al conjunto que la denominación actual conoce como ‘sistema de armas’ como concepto completo y moderno”, comentó. La congresista Mercedes Cabanillas (PAP) destacó la necesidad de proporcionar todas las herramientas necesarias para ampliar las posibilidades de la fábrica. Ante su inquietud acerca del riesgo que significa abastecer a los Comités de Autodefensa, entidades que no siempre tienen compromiso con la democracia sino con el narcoterrorismo, el congresista Édgar Núñez (PAP) señaló que existirán los filtros necesarios para evitar que eso no ocurra. Por su lado, el legislador Francisco Escudero (UPP) señaló la necesidad de que las adquisiciones por parte del Estado sean obligatorias, opinión con la que no estuvo de acuerdo el congresista Luis Giampietri (PAP), quien se inclinó por el respeto a la competitividad y a la calidad de los productos. Sobre el particular, la congresista Luisa María Cuculiza (GPF) se manifestó segura de que la producción de FAME será de primera calidad y consideró que la empresa debe repotenciarse. *INVERSIÓN EXTRANJERA* Un aspecto que fue ampliamente debatido fue el referido a la participación del capital privado proveniente del extranjero. Las congresistas nacionalistas Yaneth Cajahuanca y Martha Acosta, expresaron su desacuerdo en la utilización de inversión extranjera, por tratarse de una entidad estratégica. Su colega de bancada Cayo Galindo, planteó la incorporación de una precisión de que la inversión extranjera no provenga de países con los que el Perú tiene conflicto de intereses. A este pedido se sumó el congresista Édgar Reymundo (BP). Al final quedó prohibida la participación de personas naturales o jurídicas que tengan accionariado de nacionalidad de Estados que tengan conflicto latente con el Perú.