Política antidrogas cambia de estrategia en el Perú

Analistas opinan que la erradicación sería minimizada para evitar conflictos sociales

Política antidrogas cambia de estrategia en el Perú

Las críticas del primer ministro Salomón Lerner a la política de erradicación de cultivos de hoja de coca se debe a que el Gobierno Peruano busca otro enfoque en la lucha contra el narcotráfico.

Tal opinión fue sostenida por Jaime García Díaz, investigador del Instituto de Estudios Internacionales de la Universidad Católica(IDEI), que acaba de presentar el libro “Lucha contra el narcotráfico en el Perú”.

“Nos sorprende que haya una nueva visión ideológica sobre la forma cómo se debe enfrentar al narcotráfico y no se quiera reconocer la importancia que ha tenido la erradicación en la lucha antidrogas. Ahora se quiere usar otra estrategia diciendo que el tema de la erradicación genera muchos conflictos sociales, así que mejor es ir por otro camino, con una estrategia que no genere tantos conflictos. A partir de allí, se apunta a un mejor control de los insumos químicos”, apunta Jaime García.

“Se dice que la erradicación ha fracasado porque se ha incrementado los cultivos ilegales y eso no es cierto, no se puede decir que ha fracasado si solo se está erradicando en una de 14 regiones donde hay cultivos ilegales y esto ocurre en Aguaytía, Ucayali”.

POLÍTICA ERRADA
Para Jaime Antezana, analista en temas contra el narcotráfico, “la crítica del primer ministro contra la erradicación es desacertada porque no se puede responsabilizar a la erradicación por el incremento de la hoja de coca o del avance del narcotráfico. La erradicación es un instrumento de la lucha antidrogas”.

Antezana sostiene: “el gobierno estaría retomando sus posiciones anteriores a la campaña electoral, en la que se argumentaba que para combatir el narcotráfico se debía trabajar en más control de insumos químicos y lucha contra lavado de activos. La erradicación solo es un asunto complementario, aplicado apenas en una región y no como parte integral de un problema”.

PRECISIONES
Cuatro elementos
De acuerdo con el análisis del IDEI son cuatro los elementos de una sostenida política antidrogas.

Erradicación
Los dos primeros son erradicación y desarrollo alternativos a los cultivos. También la interdicción de insumos químicos y la lucha contra el lavado de activos, además del decomiso de drogas y enfrentamiento a bandas de narcos.