Presidente García pidió al futuro alcalde de Lima que continúe con las obras de Castañeda

Mandatario dijo que no ve una guerra sucia en la actual contienda electoral y comentó que los resultados de las encuestas nunca son seguros

El presidente Alan García dijo hoy que no cree que haya una campaña sucia en la contienda electoral por la Municipalidad de Lima. “Lo que han habido son comentarios sobre incidentes y algunos periodistas se dejan orientar hacia eso y entonces deja de ser una campaña de propuestas”, comentó el jefe de Estado, quien señaló que esta noche en el debate Flores Nano-Villarán espera ver planes importantes para la capital.

Sobre las últimas encuestas que le dan ventaja a la candidata de Fuerza Social, Susana Villarán, el mandatario dijo que los resultados de una encuesta nunca son seguros y, en ese sentido, recordó lo que ocurrió en las últimas eleccciones colombianas en las que el candidato Antanas Mockus resultaba ganador, pero fue Juan Manuel Santos el vencedor.

También se le consultó si se animaría a bailar una marinera con Lourdes Flores, en caso esta resulte ganadora. “No soy muy bueno en la marinera, me gusta más el bolero, pero si la candidata (del PPC-UN) tiene esa seguridad de ganar, la felicito, hay que ir con seguridad”, señaló, a la vez que dijo que dará una vuelta a la Plaza de Armas con quien resulte ganador.

García acompañó esta mañana al alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio, a supervisar el inicio de las obras de la futura Plaza de la Cultura. La obra se desarrollará en un terreno, de más de 7 mil metros cuadrados, ubicado a la altura de la cuadra 12 de la avenida Nicolás de Piérola, frente a la tradicional Casona de San Marcos, en el centro de Lima.

“NO SEAN MEZQUINOS
Allí el mandatario pidió al futuro alcalde de Lima continuar con el legado de Castañeda y se quejó de que en 1995 no se concluyera con las obras del tren eléctrico. “Se dejó esperando y se privó de un servicio a cientos de limeños, eso se llama maldad, crueldad, mezquindad”, comentó en alusión a la entonces gestión de Ricardo Belmont. “Castañeda deja una valla muy alta”, agregó.

A su turno, Castañeda reiteró que personal del municipio no colocó las pancartas con el mensaje: “No al cierre de los hospitales de la Solidaridad. No a Susana Villarán”, aparecidas en la Vía Expresa.

Castañeda señaló que, lo que se vio en imágenes difundidas por dos programas de televisión, fue a empleados ediles instalando cintas reflectoras.