Primer año de Ollanta Humala: ¿aún genera incertidumbre su gobierno?

Analistas políticos consultados por elcomercio.pe discrepan al respecto, a un día del mensaje a la nación del presidente

Primer año de Ollanta Humala: ¿aún genera incertidumbre su gobierno?

RENÉ ZUBIETA @renezp
Redacción online

Cuando lanzó su campaña electoral con su plan denominado “La gran transformación”, Ollanta Humala generó temores en un sector del país por propuestas que incluían nacionalizaciones y renegociaciones de contratos, además de hablar de un modelo económico actual “cleptopatrimonialista y predatorio”. Luego, dio un giro de 180 grados al presentar su “Hoja de ruta” en la campaña por segunda vuelta –que posteriormente ganó-, en la que se refirió a ese modelo como “el sistema de economía de mercado que tan buenos resultados ha traído al Perú”.

Todo ese panorama empezó a generar entonces una incertidumbre en distintos sectores respecto a cómo sería la gestión del militar retirado, que tenía hasta hace poco en su bancada en el Congreso a personas con una ideología de izquierda considerada radical. Y tan solo en enero de este año, el presidente “negó que haya postergado La gran transformación.

Pero ya a un año del gobierno, analistas políticos comentaron a elcomercio.pe sus apreciaciones y discreparon al señalar, por un lado, que la incertidumbre se mantiene, y por otro, que se ha despejado.

EL TEMOR “SE DESPEJÓ”
Enrique Bernales recordó que algunos sectores tuvieron el temor de que la “Hoja de ruta” sea un “disfraz” que luego se iba a quitar para desarrollar “La gran transformación”. Sin embargo, consideró que ese miedo “se despejó”, porque el jefe de Estado ha seguido los lineamientos planteados en segunda vuelta, que finalmente lo llevaron a la victoria.

“Él se comprometió con un programa determinado, puede no gustar, puede gustar más o menos. Pero nadie puede decir que no se ha ajustado al cumplimiento de la Hoja de ruta, vale decir mantener las políticas que llevan a un crecimiento sostenido de carácter económico, inicio de los programas de inclusión social, y respeto a los derechos humanos y al juzgamiento de la institucionalidad democrática en el país”, señaló.

Asimismo, apuntó que lo que puede haber es malestar y hasta “resentimiento” en ciertos sectores que estaban antes en el Gobierno, que incluso manifestaron “una cierta frustración de expectativas que les hacen ver con una visión muy recortada la realidad de las cosas”.

“LA INCERTIDUMBRE CONTINÚA”
Por su parte, para el analista Ernesto Velit, Humala Tasso ha vivido un primer año de “aprendizaje” tras el “viraje” de una “posición radical” a una más contemplativa que actualmente lleva adelante.

A su juicio, ese cambio determinó que la población no tenga certezas sobre cuáles son los objetivos a mediano y largo plazo del mandatario.

“La incertidumbre continúa y va a continuar mientras el Gobierno no diga bien claramente al país cuáles son los objetivos de mediano y de corto plazo que va a llevar adelante. Eso se desconoce. No se sabe si están en relación los mismos objetivos que planteó en su programa de gobierno o si el hecho de que haya cambiado algunas actitudes lo llevan a cambiar también las promesas de su plan de gobierno”, comentó acotando además que las intenciones de inclusión social aún tienen vacíos.

Lo cierto es que la confianza en la gestión de Ollanta Humala ha disminuido. La reciente encuesta de Ipsos Apoyo publicada por El Comercio el 15 de julio dio cuenta de que el nacionalista pasó de 45% de respaldo, en junio, a 40% en julio.