Primer ministro descarta un mal uso de recursos con los núcleos ejecutores

Javier Velásquez Quesquén descarta cualquier posibilidad de un “sesgo partidario”

El presidente del Consejo de Ministros, Javier Velásquez, descartó esta mañana cualquier posibilidad de dar un “sesgo partidario”, o que se produzca un mal uso de los recursos, con la puesta en marcha de los núcleos ejecutores. En declaraciones a la emisora RPP, recogidas por la agencia Andina, el ex presidente del Congreso consideró como una “falsa imputación” pretender decir que con este mecanismo se busca “partidarizar la ejecución de estas obras” Velásquez explicó que no es una instancia estatal sino la propia comunidad la que elige, en una asamblea democrática, a los integrantes del núcleo ejecutor; y es ella misma la que fiscaliza su labor. “No hay ninguna posibilidad de darle un sesgo partidario o de abrir mecanismos para ir al despilfarro de estos recursos los núcleos ejecutores”, aseveró al reiterar que la experiencia pasada ha demostrado que la fiscalización social es efectiva para impedir eventuales actos de corrupción. En la víspera, "Velásquez Quesquén defendió Carlos Arana":http://www.elcomercio.com.pe/noticia/321342/velasquez-quesquen-saca-cara-carlos-arana , director del Fondo Nacional de Cooperación y Desarrollo Social (Foncodes), quien recibió el encargo de supervisar a los núcleos ejecutores que se encargará de construir una serie de obras en los sectores populares del país. “No hay denuncias concretas (contra Arana). Estoy sorprendido que todavía en pleno siglo XXI haya este tipo de proscripciones eternas”, dijo Velásquez Quesquén a la prensa, en referencia a los cuestionamientos a Arana. Arana, a quien se le vincula con el ex ministro del Interior, Agustín Mantilla, fue cuestionado por un sector de la oposición tras recibir el encargo del Ejecutivo de supervisar a los núcleos ejecutores dado sus antecedentes políticos y su rol organizador de actos partidarios del Apra. El funcionario aprista afrontó un proceso administrativo por representar a una empresa que presentó información falsa para renovar su inscripción de ejecutor de obras ante el Estado.