Primo de López Meneses fue relevado en las FF.AA.

El coronel EP Oswaldo Zapata Corrales trabajaba desde inicios de año en la Inspectoría del Comando Conjunto

Primo de López Meneses fue relevado en las FF.AA.

El escándalo López Meneses llegó a las Fuerzas Armadas. El jefe del Comando Conjunto, almirante José Cueto, relevó del cargo al primo del cuestionado Óscar López Meneses, coronel EP Oswaldo Zapata Corrales. Él trabajaba desde inicios del 2013 en la Inspectoría del Comando Conjunto.

Según fuentes del sector, se tomó la decisión de ponerlo a disposición del Ejército por las vinculaciones que debe deslindar con el Caso López Meneses.

DEFIENDE A VILLAFUERTE
Justamente ayer, tras conocerse este hecho, reapareció el ministro de Defensa, Pedro Cateriano, pero no mencionó el tema.

Lo que sí hizo fue defender al ex asesor presidencial Adrián Villafuerte. “Acusan al gobierno de la existencia de un poder paralelo. Pruebas. ¿Ustedes creen que si el coronel Villafuerte fuera un personaje que ha ejercido el poder estaría en este momento fuera del gobierno? ¿Qué actos ha cometido Villafuerte para compararlo con Montesinos? Me parece injusto”.

Cateriano afirmó coincidir con la posición fijada por el presidente Ollanta Humala; es decir, que se trata solo de un caso de corrupción policial. El Comercio intentó comunicarse con el ministro para tratar el tema del coronel Zapata, pero se informó que no haría más comentarios para no entorpecer las investigaciones.

Durante sus declaraciones previas en Palacio, Cateriano también intentó dar vuelta a la página de las supuestas discrepancias con el almirante Cueto.

“Puede haber intercambio de pareceres, discrepancias, pero ese tema fue zanjado. Se le ha ratificado la confianza y el presidente, que es la máxima autoridad, así lo ha expresado”, respondió cuando se le pidió que precisara si le había pedido la renuncia.

Cateriano informó también que sí autorizó a Cueto a declarar. “El que manda en el Ministerio de Defensa soy yo. Y fui yo quien autorizó al almirante a que declarara. […] Por tratarse de un tema que afectaba su honra personal debía salir a aclarar a la prensa esas graves imputaciones. Eso es todo lo que tengo que decir”.