El procurador antiterrorismo destacó virtudes de la Ley del Negacionismo

Julio Galindo sostuvo que norma contribuirá a mejorar eficacia de lucha anti subversiva, aunque aclara que es necesario hacer precisiones

El procurador antiterrorismo destacó virtudes de la Ley del Negacionismo

El procurador antiterrorismo Julio Galindo destacó ayer las virtudes del proyecto de ley que tipifica como delito el negacionismo de actos terroristas, pues a su juicio, contribuirá a mejorar la eficacia de la lucha contra ese flagelo en el país. No obstante, argumentó que es necesario hacer algunas precisiones en el texto de esa norma dictaminada el martes por las comisiones de Justicia y Constitución del Congreso.

“Definitivamente es indiscutible la eficacia de una figura como esta, porque haremos uso de ella para formalizar denuncias contra esa gente que quiere distorsionar la historia del país en lo que respecta a los actos terroristas”, explicó Galindo.

Añadió que, una vez convertida en ley, dicha propuesta –gestada originalmente en el Poder Ejecutivo– “nos dará la herramienta legal que requiere la procuraduría para lograr condenas contra quienes incurran en este ilícito”.

Aun así, Galindo reiteró necesario que el texto de ese proyecto deba ser mejorado, ya que con su actual redacción podría dar pie a confusiones.

“El propósito es buscar que el Poder Judicial le dé una efectiva aplicación y por eso, definitivamente, hay que mejorar el proyecto”, dijo el funcionario.

OBSERVACIONES DE FONDO
Sin embargo, el congresista Víctor Andrés García Belaunde (AP-Frente Amplio) expresó su preocupación por la aprobación de la norma, ya que –en su opinión– no cree que sea la mejor solución para combatir al Movadef, dijo a El Comercio.

“La norma tiene un poco de riesgo en el sentido de que la línea entre cometer el delito y afectar la libertad de prensa es muy delgada. Entonces un juez poco responsable puede actuar de manera irregular y atentar contra los derechos de opinión o la libertad de prensa”, comentó.

García Belaunde recordó que la norma aprobada buscaría condenar la apología del terrorismo, pero sería inaplicable. “No olvidemos que ya existe una ley contra la apología del terrorismo que tiene 20 años y, hasta ahora, nadie en el Perú, y de acuerdo con el Poder Judicial, ha sido condenado por ese delito”, aseguró.

El procurador Galindo señaló, en tanto, que la mención al tema de la apología del terrorismo en uno de sus artículos podría llamar a confusiones cuando los jueces tengan que resolver un caso de este tipo.

Sin embargo, el congresista fujimorista Carlos Tubino destacó la norma tal cual está redactada, pues a su juicio está claramente dirigida a sancionar a quienes incurran en negar públicamente los crímenes y atrocidades cometidas por grupos terroristas como Sendero Luminoso o el MRTA.

En esa línea, dijo a El Comercio, que no hay amenaza contra la libertad de prensa.

EL NEGACIONISMO
Un ejemplo de la aplicación del proyecto de ley del negacionismo: se sancionará a quien señale que el cabecilla del grupo subversivo Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, no fue terrorista, o que es un perseguido político.

LOS INVOLUCRADOS
La norma busca cerrar el paso a grupos como el Movadef, fachada de Sendero Luminoso, o el Conare-Sutep, que califican a los terroristas de perseguidos políticos. Según el proyecto, la sanción va de 6 a 12 años de cárcel.